1947349_839941322730195_5213302844740973988_n danielICOD

Breve análisis personal del proyecto democratizador Ganemos Salamanca

1. INTRODUCCIÓN

A lo largo del presente ensayo vamos a analizar el proyecto político de Ganemos Salamanca desde el punto de vista democrático. Para ello utilizaremos las fuentes ofrecidas en su página web, algunos documentos internos sobre sus propuestas y su organización y las observaciones realizadas por los autores del ensayo en el seno de la organización.

En primer lugar expondremos someramente el contexto político en que surge y se desarrolla el movimiento, sobre todo nos detendremos en el origen del mismo. Y luego analizaremos la ideología del movimiento expresada en sus documentos fundacionales e internos, haremos también un recorrido por los elementos principales de su organización interna que den cuenta del espíritu democrático así como de las propuestas políticas que hace en relación al mismo funcionamiento democrático de las instituciones publico-políticas del ayuntamiento de Salamanca.

2. CONTEXTO

 

La situación política actual, en España, tiene casi un carácter prerrevolucionario. Suele establecerse un punto de inflexión en la coyuntura política nacional el 15 de mayo de 2011 (15M), pocas semanas antes de las elecciones municipales de aquel año. Aquel evento parece que desencadenó en el imaginario colectivo la idea de que de alguna manera hay que cambiar el sistema político de forma significativa y con relativa urgencia. Ese acontecimiento no produjo unos resultados evidentes en las elecciones locales, autonómicas y generales que tuvieron lugar aquel año. Pero, a pesar de que ese despertar que entendemos que se produce con el movimiento 15-M no tiene una plasmación en las elecciones de ese mismo año, sí que se produce un cambio significativo lejos de lo institucional, que se refleja en la aparición de un fuerte tejido asociativo en torno a los movimientos sociales que entienden la necesidad de organizarse en torno a la resolución de problemáticas concretas para conseguir transformaciones desde el terreno y el ámbito social. Así vemos como las diferentes mareas que giran en torno a temáticas como la educación, la sanidad, etc. Así como la plataforma de afectados por la hipoteca (PAH), y otros muchos movimientos sociales, consiguen llevar más allá todo lo surgido con el 15-M y permiten organizar a ciudadanas y ciudadanos en contra de situaciones que entienden injustas. Todo esto permite decir que, el cambio social, aun a pesar de no traducirse en un cambio institucional de manera instantánea, nace en España a raíz del movimiento 15-M lo que supone, como ya hemos mencionado, un cambio sustancial de como ver y entender la política y la necesidad de la participación activa de la ciudadanía en los asuntos públicos.

Ahora bien, puede que los primeros síntomas patentes del cambio político institucional se atisba en la elecciones catalanas de 2012. No obstante debido a la gran fragmentación del parlamento catalán, los resultados son difícilmente interpretables para la determinación de la existencia de un germen en aquellas elecciones, no obstante, apareció una fuerza nueva, Candidaturas d’Unitat Popular, y Ciutadans consolidó su presencia en el Parlament con nueve representantes. Ambas candidaturas aunque sólo sea de forma simbólica representan una tendencia al cambio político al menos en lo que a la cuota de poder institucional se refiere. El siguiente síntoma político institucional, esta vez indubitable, lo comprobamos en las elecciones europeas de 2014. En estas elecciones como es sabido, el bipartidismo no alcanzó el 50% de los votos, cuando en la anterior legislatura había superado el 80%. Entraron tres nuevas fuerzas políticas de carácter nacional, Ciudadanos, esta vez con una candidatura de ámbito nacional, La Primavera Europea, coalición de partidos verdes principalmente, y Podemos, nueva fuerza política que no tenía un año cuando obtuvo casi el 8% de los votos. Y los otros dos partidos nacionales minoritarios, Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia, también obtuvieron un saldo positivo respecto de las anteriores elecciones.

En el ámbito internacional, este momento de crisis y oportunidades políticas, puede relacionarse con un gran número de acontecimientos y fenómenos de Europa, América Latina y el mundo islámico. De todas formas, el siguiente síntoma inequívoco de este cambio político lo podrían constituir las tres últimas elecciones legislativas griegas, en las que Syriza, un partido surgido a consecuencia de la actual crisis obtuvo ayer casi la mayoría absoluta del parlamento heleno, tras un ascenso imparable en los últimos tres años.

Tras el éxito que supusieron las últimas europeas en el ámbito español. Durante el verano surgió en Barcelona, Guanyem Barcelona (Ganemos Barcelona), un movimiento político con aspiraciones institucionales que agrupa a organizaciones políticas y sociales de distinto tipo junto con ciudadanos y ciudadanas que participan a título individual, una de las promotoras más influyentes fue Ada Colau, fundadora y portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Este acontecimiento se contagió inmediatamente por distintas localidades de la geografía española y así llegó a Salamanca a finales de septiembre.

En Salamanca la última vez que se obtuvo un representante en el Ayuntamiento de la ciudad distinto de los partidos del bipartidismo fue en 1995. Este bipartidismo casi perfecto que se da en la ciudad de Salamanca, se repite en la provincia y en la comunidad desde casi los orígenes del sistema político instaurado en la transición.

3. SURGIMIENTO

A principios de junio, a raíz de los resultados electorales de las europeas, y analizando estos a escala municipal, un grupo de activistas de distintos partidos, algunos de ellos en representación oficial de los mismos, iniciaron un proyecto,  poco definido, de confluencia al estilo de una coalición informal de partidos. Se congregaron en torno a este proyecto partidos como Equo, Izquierda Unida, Alternativa Republicana, Partido Comunista y algunos representantes de Podemos, quienes sostuvieron que la coalición no era una vía aceptable. Y ente todos pretendían convocar a sus bases a un acto conjunto que tendría lugar en el Barrio de Capuchinos pues de acuerdo con los resultados electorales era el barrio más afín a los partidos reunidos y más crítico con el bipartidismo. No obstante esta convocatoria no llegaría a prosperar.

A lo largo de las semanas, ya entrado julio y al albur de la creación de Guanyem Barcelona, se fue ampliando el círculo a otros activistas de distintas organizaciones sociales y vecinales como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, el colectivo Escuela Pública, la Comisión Legal de Salamanca, Federación de Asociaciones Vecinos, Consumidores y Usuarios de Salamanca, etc. Con la incorporación de este nuevo grupo social de un origen distinto al de los activistas provenientes de los partidos se definió el proyecto como movimiento ciudadano de conquista del ayuntamiento por medio de las elecciones, se suprimió la inicial concepción de coalición de partidos y se redactó un manifiesto a la imagen y semejanza que el presentado por Guanyem Barcelona.

Finalmente, el de 28 de septiembre se convocó la primera asamblea pública en la plaza de San Román se forma un debate abierto a la participación pública, en la que se hace un análisis colectivo sobre la situación política en Salamanca, sobre las oportunidades que se abren, sobre la responsabilidad que como ciudadanos y ciudadanas se debe adoptar ante el actual estado de las cosas y se concluye convocar otra asamblea el próximo domingo. En esta asamblea se asume sin votación el manifiesto redactado anteriormente.

Como hemos visto en esta breve exposición, el movimiento fue estimulado por estos factores exógenos, los resultados electorales de las europeas y el surgimiento de Guanyem Barcelona. Surgió inicialmente como un pacto entre los partidos minoritarios excluidos de las instituciones locales para ir ampliándose progresivamente hacia sus bases, hacia otras organizaciones y movimientos, para finalmente abrirse a la ciudadnía en general mediante las asambleas en la vía pública.

4. IDEOLOGÍA Y METODOLOGÍA

A la hora de analizar el proyecto político democratizador de Ganemos Salamanca atenderemos a dos aspectos fundamentales, a saber, la organización interna y el programa político. En primer lugar haremos un breve análisis de las principales características de su organización, desde las relaciones entre los distintos órganos de la organización, de la comunicación entre estos y entre sus miembros y del acceso a la información, así como el procedimiento de toma de decisiones y de elección de cargos. En segundo lugar analizaremos el contenido de su programa político y apuntaremos algunas limitaciones jurídicas con las que se encontrará a la hora de implementar estas propuestas. Y finalmente estudiaremos los valores que emanan de su propio Manifiesto y el resto de sus documentos así como de sus las conductas informales en las relaciones de sus miembros.

4.1. IDEOLOGÍA DEMOCRÁTICA

En ningún momento hemos mencionado, ni lo haremos en adelante, palabras como izquierda y derecha, o liberal, conservador, progresista, intervencionista, ecologista, republicano, religioso o laico, etc. Sin embargo no quiere ello decir que el movimiento carezca de principios y valores que inspiren y orienten su actuación.

El movimiento se ha esforzado en no identificarse con ninguna de las anteriores ideologías, aunque a juzgar por los partidos, organizaciones y movimientos promotores, se puede pensar que existe un cierto sesgo ideológico que tiende a la izquierda. No obstante vamos a soslayar estas apreciaciones y vamos a analizar aquellos valores que de forma expresa se recogen en los documentos internos de la organización. Los documentos que mayor relevancia tienen en este sentido son el Manifiesto y el Código Ético, no obstante este último todavía no se ha comenzado a desarrollar, por lo que nos centraremos en el manifiesto y en las actas primeras de la asamblea.

El manifiesto está plagado de valores éticos que deben guiar la conducta tanto de los políticos, tradicionalmente entendidos, como de los ciudadanos. Se introducen pues los siguientes valores.

En primer lugar se apela a la resposabilidad, tanto de los cargos políticos en su actuación pública institucional, como de los ciudadanos en su actuación ante la situación política actual. Esta responsabilidad obliga a los primeros a adoptar los valores tradicionales de la función pública, el servicio público, la responsabilidad política sobre la gestión pública, la honradez y la integridad. Asimismo esta responsabilidad obliga a los segundos a tomar las riendas de la decisión y a participar activamente en la vida política de la ciudad. Igualmente se describen contravalores como el clientelismo, la impunidad y los privilegios.

Por último se insinúan valores como la tolerancia y la orientación hacia el consenso, aunque no se enuncia explícitamente, mediante la apelación hacia la confluencia y hacia la participación de todas las personas independientemente de su condición personal, cultural, social, económica y política. Estos elementos tomados conjuntamente constituyen también el valor de fomento y respeto de la pluralidad en todos los sentidos. Asimismo se proclama la igualdad de genero y la justicia social.

Estos valores, nuevamente, demuestran el talante netamente democrático del incipiente movimiento político, y se alejan de otras consideraciones ideológicas típicas de otras organizaciones que apelan a valores superiores al propio fundamento de la democracia. En este caso los únicos valores explícitamente enunciados tienen que ver con el ideal democrático y no con otras ideologías como las arriba mencionadas.

4.2. ORGANIZACIÓN INTERNA

Como hemos mencionado la primera acción colectiva surgió de un grupo de activistas de izquierda de la ciudad de Salamanca, la mayoría de estos activistas representaban a algunas fuerzas políticas y vecinales de la sociedad. Si bien este acto, la primera convocatoria pública a la ciudadanía, fue promovido por una minoría auto seleccionada enseguida sacaron la toma de decisiones de ese grupo inicial para abrirlo a cualquier participante que acudiera a esa primera asamblea. Hay que recalcar la pluralidad ideológica y organizativa de las personas promotoras. Esta pluralidad, aun con un cierto sesgo ideológico se ha mantenido a lo largo del desarrollo del proyecto mediante la continua apertura del proceso a cualquier persona así como mediante toda eliminación de las etiquetas tradicionales en los distintos documentos y mensajes de la organización.

La organización interna entonces se apoyó inicialmente en las asambleas públicas y abiertas, las cuales tomaron mediante mayoría simple de los votos emitidos por las personas presentes todas las decisiones importantes de la organización. Las decisiones más transcendentales de la organización han sido las seis siguientes: el manifiesto, la estructura interna, el procedimiento de toma de decisiones, el proceso de elección de candidatos y candidatas, el programa político y el código ético. Estas dos últimas, por su contenido las desarrollaremos separadamente de las anteriores. Y por otro lado analizaremos brevemente algunas normas informales de comportamiento que hemos podido observar a lo largo de nuestra participación en el proceso.

4.2.1. El Manifiesto fundacional

El Manifiesto de Ganemos Salamanca es un breve documento que puede encontrarse en la web de la organización www.ganemosalamanca.es. En el mismo se apuntan algunos elementos del proyecto político, de la organización interna y de los valores que inspiran el movimiento. Ahora nos centraremos especialmente en los principios organizativos que introduce el manifiesto. Estos principios organizativos son los que menos relevancia adquieren en el manifiesto de forma explicita. No obstante se apunta el fomento de la participación directa, la apertura a cualquier persona o colectivo, la pluralidad interna, la confluencia y el respeto a la regla de la mayoría. Estos principios organizativos claramente democráticos apuntan desde el primer momento la intención de organizarse de la misma forma que proponen organizar las instituciones públicas, aunque como dijimos no es en el manifiesto donde se establecen las principales normas organizativas.

4.2.2. Estructura interna

La organización interna se aprobará en la II Asamblea, celebrada el 5 de octubre en la misma plaza San Román de la primera vez. En esta asamblea se acuerda crear tres grupos de trabajo autónomos, “organización, comunicación y programa”. A lo largo del debate, como queda recogido en el acta, se asienta la autonomía funcional de los grupos de trabajo siempre y cuando informe permanentemente a la Asamblea, se limita su actuación a las decisiones “concretas” y se someten todos los grupos a la Asamblea, quien en todo caso es soberana, los grupos tienen competencias muy genéricas y no existe entre ellos ningún nivel de jerarquía. Los grupos son abiertos a la participación de cualquiera, así se visibilizó en la propia Asamblea cuando se agruparon físicamente aquellas personas que decidieron participar en cada uno de ellos. La participación en un grupo no es excluyente de la participación en otro grupo.

Otra norma que se introdujo en esa Asamblea, fue la mayoría simple como quórum de adopción de acuerdos, aunque también se mencionó la necesidad de consensuar las posturas antes de proceder a la votación. Y se reconoció el derecho a voto a todo aquel que participase presencialmente en las Asambleas, no así la delegación de voto ni el voto electrónico.

Sobre la financiación no hay mucho que decir, pues es una organización con muy pocos recursos económicos. De todas formas la financiación se ha obtenido mediante las aportaciones voluntarias de los participantes en las asambleas y las donaciones voluntarias (anónimas y no anónimas) obtenidas en actos de campaña y difusión como reuniones, mesas informativas en la calle y mediante la venta de merchandising, también se recoge la posibilidad de financiar la campaña mediante bonos reembolsables. El seguimiento de esta exigua financiación puede realizarse mediante la propia web de la organización.

Por último podemos enmarcar en la estructura de la organización la forma jurídica con la que pretende concurrir a las elecciones municipales. Esta forma jurídica, tal como se decidió en la IV Asamblea, es la Agrupación de Electores. Esta decisión, determina algunos aspectos relacionados con la financiación y el acceso a ciertos cargos en la diputación provincial y simboliza el propósito de movimiento ciudadano y no coalición de partidos como dada su naturaleza inicial podía parecer. Esta decisión también implica de alguna manera el carácter coyuntural de esta organización, ya que jurídicamente la Agrupación de Electores solo tiene personalidad durante el período de campaña y hasta la adjudicación de actas a los cargos electos. Esta decisión simboliza un alejamiento con la forma tradicional de la política partidista que entre sus objetivos cuenta el mantenimiento del poder y de los cargos. Y representa la confluencia de un grupo de ciudadanos y ciudadanas en torno a una causa y no en torno a una estructura o a una identidad partidista.

Esta es pues la estructura básica, como comprobamos es una estructura muy ligera, más propia de un movimiento que de un partido, son principios de funcionamiento la horizontalidad en las relaciones entre sus órganos, la autonomía de estos y el solo sometimiento a la asamblea, la transparencia y el libre acceso a la información de la organización, la apertura a la participación de cualquiera y la gratuidad de la misma, la ausencia de cargos unipersonales y el respeto a la regla de la mayoría.

4.2.3. Procedimiento de toma de decisiones

El procedimiento de toma de decisiones es otra prueba de la ligereza de la estructura organizativa, de la orientación hacia el consenso y de la sencillez de los procedimientos de toma de decisiones colectivas. Este reglamento aprobado en la III Asamblea, establece que cualquier persona podrá hacer cualquier propuesta encaminada a convertirse en decisión. Se limita la participación de cualquier a la previa participación en un grupo de trabajo. Tras un debate moderado, si no hay consenso, se procederá a votación, la cual, para adoptar la decisión debe superar los 2/3 de los votos emitidos por las personas presentes en la correspondiente asamblea. En caso de no alcanzarse dicha mayoría, el debate volvería al grupo del que parte la propuesta, para regresar a la Asamblea que podrá aprobarlo esta vez bien por mayoría simple o absoluta, aunque no se especifica cual se prefiere ni para qué casos se usará una u otra. También se especifica que cuando existan más de dos alternativas, se realizará una segunda vuelta con las dos más votadas.

Como vemos a lo largo de este procedimiento no existen fases en las que un grupo de la organización pueda imponer una decisión al resto. Tampoco existen materias en las que el procedimiento de decisión sea distinto. No obstante este proceso no regula cosas como los métodos de elección colectiva escogidos para el caso de orden preferencial, ni tampoco especifica un procedimiento de formulación de preguntas.

4.2.4. Proceso de elección de candidatos y candidatas

El proceso de elección de cargos también es una de las normas fundamentales de cualquier organización. Como recién dijimos la organización propiamente dicha no cuenta con cargos unipersonales, ni cargos jerarquizados de ninguna clase. No obstante se entiende que es necesario un procedimiento de elección de cargos, en este caso, para representar al movimiento dentro de las instituciones municipales. Por lo que el procedimiento como tal lo han denominado “Proceso de primarias abiertas”.

El reglamento que regula el proceso fue aprobado por la VI Asamblea y en él se recogen los principales elementos de cualquier elección democrática. Se reconoce el derecho de sufragio activo a cualquier persona mayor de 16 años que trabaje, estudie o resida en la ciudad de Salamanca. Y se reconoce el derecho de sufragio pasivo a cualquier persona en condiciones legales de presentarse como candidata a las elecciones locales de Salamanca. Se exceptúan aquellas que estén incursas en procesos o investigaciones de carácter penal, las cuales deberán declararlo con el objeto de que la Asamblea tome la decisión correspondiente al mantenimiento o retirada del candidato o candidata en cuestión del proceso de primarias. Para el control tanto de las candidaturas como de los electores se llevarán sendos registros informatizados.

La elección se realizará mediante el método Borda, en la que cada elector puede puntuar del 1 al 8, a los diferentes candidatos. Este voto deberá ser emitido para dos listas diferentes de candidaturas, la masculina y la femenina, una vez obtenido el orden definitivo en cada lista, se solaparán una con otra de forma alternativa. Es decir se creará una lista en la que las posiciones pares estarán compuestas por un candidatos de un género y las posiciones impares por el otro. Se comenzará a contar la lista a partir de la candidatura más votada. En este sentido queda también patente el esfuerzo de la organización en pos de la igualdad de género.

Para conseguir la igualdad efectiva entre todas las candidaturas, se ordenarán los nombres en las papeletas de forma aleatoria y un grupo independiente nombrado por la asamblea controlará todo el proceso, desde la validez de la información documental aportada por los postulantes y los electores, hasta la coordinación del proceso. La membresía de ese grupo es incompatible con la presentación de candidatura, por lo que este grupo pretende tener independencia sobre los candidatos para poder obrar con neutralidad.

Por último se reconoce que se implementarán herramientas informáticas para llevar un seguimiento de las candidaturas, para dar publicidad a estas y para participar en el proceso tanto inscribiendo candidaturas como votándolas.

Tras este proceso abierto a la participación de casi cualquier persona que lo desee y tenga algún vínculo cierto con la ciudad de Salamanca, la lista definitiva será aprobada por la propia Asamblea. Este aspecto es un poco cuestionable, pues devuelve la capacidad de decisión a un órgano que casi ineludiblemente contará con menos voces que los votos emitidos, por lo que contará con un demos menor y por tanto menos legítimo que la propia votación, siempre y cuando se garantice la integridad y la seguridad del voto, así como la identidad del elector.

4.2.5. Transparencia y Acceso a la información

Otro punto importante en la organización interna es la transparencia y el libre acceso a la información. Este aspecto lo afrontan mediante el uso de las TIC’s. Es decir, se publican en la web todas las actas de las asambleas y de las reuniones, se publican igualmente, todas las notas de prensa y los comunicados. De igual manera se publica en la web el estado contable de la organización y otras cuestiones técnicas como el calendario de actividades y reuniones.

4.2.6. Normas informales de comportamiento

Además de aquellas normas derivadas de las fuentes escritas de la organización y adoptadas mediante el procedimiento de toma de decisiones antes referido existen también otra serie de normas informales que no se pueden rastrear en las fuentes anteriores sino que emanan del comportamiento cotidiano de los miembros de la organización entre sí. Los datos reflejados en este apartado han sido obtenidos mediante la observación participante y mediante entrevistas con distintos miembros de la organización.

Sobre las formas informales nos referiremos sólo a tres aspectos, en primer lugar sobre el procedimiento informal de toma de decisiones técnicas o poco polémicas, en segundo lugar analizaremos los canales de información y comunicación informales y en tercer lugar las normas de comportamiento observadas en las asambleas, reuniones y grupos virtuales de comunicación.

Los procedimientos informales de toma de decisiones consisten en el debate y votación mediante herramientas informáticas como “Googlegropus” o “Slack”. Estos sistemas permiten la comunicación entre los miembros del grupo y por tanto son susceptibles de ser usados para adoptar decisiones. No obstante las decisiones aquí tomadas son sobretodo de carácter técnico o urgente. También se utilizan grupos de “WhatsApp”. La inclusión en estos grupos depende, como es natural, de la voluntad de los administradores informáticos de los mismos, y aunque esta característica podría conllevar abusos de poder como expulsiones arbitrarias o el impedimento de la participación de algunas personas, esto hasta la fecha no ha sido así, o al menos no ha trascendido que así fuese. Así mismo sobre la legitimidad de las decisiones tomadas mediante estos canales podemos decir que cumple con los mismos requisitos de igualdad de participación y de apertura a nuevos miembros que la propia asamblea, por lo que el demos, aunque realmente menor, virtualmente es el mismo que en las asambleas.

A la hora de asignar funciones específicas a los miembros de los grupos, así como a la hora de introducir propuestas de acción u organización, además de abrirse un debate, virtual o presencial sobre el tema, se procede mediante la máxima “el que la propone se la come”, es decir, aquella persona que realiza la propuesta se ofrece para su ejecución. Por lo general estas funciones más allá de la máxima anterior se asignan por lo general a quienes se ofrecen voluntarios para ello.

Por último nos referiremos a las normas informales de comportamiento observadas en las distintas reuniones en las que hemos tenido ocasión de participar. En este sentido, las asambleas y reuniones presenciales intentan conducirse en un clima de concordia y diálogo, abierto a la participación de cualquier asistente. Se intenta, en algunas ocasiones, que los participantes también introduzcan sus opiniones por escrito, mediante la distribución de papeles en blanco, de manera que todos los presentes tengan la ocasión de expresarse.

La ubicación geográfica de los participantes en la asamblea, en la medida de lo posible, suele ordenarse en un semicírculo orientado hacia una mesa compuesta cada día por personas distintas. La distribución trata de establecer relaciones horizontales entre todas las personas asistentes y la mesa, que está compuesta por diferentes personas en cada asamblea, trata de cumplir con cierta rotación entre los miembros más activos de los distintos grupos, así mismo, aunque por lo general las asambleas las organiza y modera el Grupo de Organización, se ha intentado que en función de la temática de la asamblea sean unos u otros grupos los que la organicen y la moderen o dinamicen. En las reuniones la distribución busca ser circular, y en este caso no existe la figura de la mesa. No obstante, en cualquier caso, alquilen toma acta y alguien toma turnos de palabra. Estas personas que componen la mesa, como dijimos, van rotando, y nadie ostenta ninguna de estas funciones con carácter permanente.

Por lo poco observado hasta la fecha, no hemos apreciado conductas arribistas ni autoritarias, por lo que esta ausencia de apreciación también da cuenta de la horizontalidad de las relaciones en la organización, pues es muy fácil identificar los liderazgos en casi todas las organizaciones, y el no hacerlo casi por sí solo evidencia su ausencia. Podríamos sospechar por la naturaleza del origen del movimiento que algunos representantes o cargos de los partidos promotores podrían estar cumpliendo esa función de liderazgo, pero esto no se cumple, ya que desde el primer momento los propios promotores y activistas han alejado esta posibilidad hasta hacerla materialmente imposible mediante los reglamentos de toma de decisiones y de elección de candidatos, así como por la ausencia de cargos unipersonales o portavoces.

4.3. PROGRAMA POLÍTICO DEMOCRATIZADOR

Así como en el análisis de la organización interna nos hemos centrado en aquellos aspectos que pudieran dar cuenta del carácter democrático de la organización, en el programa político nos centraremos en aquellos aspectos que sean relevantes para conseguir el mismo fin. Por ello nos detendremos especialmente en aquella parte del programa que desarrolla la democracia procedimental para las instituciones de Salamanca y no tanto en aquellas propuestas que puedan derivar de la aplicación de la democracia como pueden ser las políticas redistributivas.

El desarrollo de este programa ha sido llevado a cabo por el grupo de trabajo de “Programa”, y especialmente por el subgrupo autodenominado “Democracia participativa”, creado en virtud de la autonomía de los grupos. Este grupo ha desarrollado hasta diez propuestas específicas y afectan a cinco elementos fundamentales del funcionamiento democrático de cualquier institución, la representatividad de los cargos, la participación directa, la transparencia y el libre acceso a la información (openGov), la democracia electrónica (eDemocracia y eGovernment) y el control independiente de los procesos.

4.3.1. Democracia representativa

A lo largo del presente análisis, no hemos mencionado todavía, ningún rasgo de la democracia representativa que existe en nuestras instituciones. El único procedimiento aprobado por la organización es el de “primarias abiertas”. Este es un procedimiento de listas abiertas, en las que el orden lo determina el sistema Borda, en el que se pueden puntuar del uno al ocho, a cualquiera ocho personas del agrado del elector. Más allá de la elección, todavía no hemos aclarado que otro tipo de mecanismos pretende implementar la organización para fortalecer el vínculo entre representantes y representados. En este sentido nos vamos a centrar en revocación del cargo, ya que la elección queda definida.

El procedimiento de revocación del cargo podrá ser iniciado por una vigesimoséptima parte del censo electoral (1/27), se eligió esta cifra porque veintisiete es el número de concejales del consistorio. La propia asamblea de Ganemos Salamanca también puede iniciar este procedimiento. Una vez iniciado el procedimiento se constituirá una asamblea de ciudadanos y ciudadanas elegidos al azar entre el censo de la ciudad, estratificando la muestra sólo a razón de género. La idea de extraer esta decisión del pleno, de la asamblea y de los participantes promotores de la revocación es por neutralizar el posible sesgo en esos grupos, y para limitar el poder de los mismos. Se entiende que el azar constituirá una muestra representativa de la sociedad y no tendrá los conflictos de intereses que pudieran tener otros cargos electos o la propia asamblea de la organización. Aquí se comprueba nuevamente el carácter democrático de Ganemos Salamanca, cuando ofrece la toma de esa decisión a un grupo desconocido de personas de la ciudad.

Hemos de añadir que de acuerdo con la legislación vigente, el acta de concejal es propiedad del mismo, desde su nombramiento hasta el nombramiento del siguiente consistorio. No obstante, los candidatos y candidatas por la organización deberán comprometerse informalmente con un código ético, todavía por desarrollar, que sujete su cargo a la voluntad de la ciudadanía o de la organización expresada mediante los mecanismos que esta disponga para tal fin y a la observancia de ciertas conductas y cumplimiento de ciertos objetivos.

Una vez iniciado el procedimiento y efectuado el sorteo, se convocará una asamblea abierta a la ciudadanía en la que tanto las personas promotoras como el cargo expedientado podrán exponer sus motivos y alegaciones. Tras lo cual, los ciudadanos y ciudadanas sorteados debatirán y decidirán sobre la procedencia o no de la revocación. Este órgano decisor estará compuesto por cincuenta y un miembros. Se a tratado que este órgano no sea muy numeroso para no perder la capacidad deliberativa así como tampoco muy reducido para no perder representatividad.

4.3.2. Mecanismos de participación directa

Además de aquellas herramientas de elección y revocación de los cargos, que también pueden considerarse como mecanismos de participación directa también se han desarrollado otros tres, presupuesto participativo, iniciativa normativa municipal y la consulta ciudadana municipal.

Presupuesto Participativo

Esta herramienta es fundamental para el funcionamiento democrático de cualquier organización, pues supone la distribución de los recursos económicos de una sociedad. Por ello desde el primer momento de desarrollo esta fue una de las herramientas que más respaldo obtuvo entre los miembros de la organización.

El procedimiento se inicia en el pleno del ayuntamiento, el cual deberá determinar qué partidas de gasto se destinan mediante decisión plenaria y cuales mediante decisión ciudadana, y a su vez se determina qué partidas se decidirán en un ámbito barrial y cuáles en toda la ciudad. Una vez determinadas qué partidas van a cada barrio y cuales al conjunto de la ciudad comienza el procedimiento mediante la introducción de propuestas de gasto por parte de cualquier ciudadano y organización.

Nuevamente se constituirán las respectivas asambleas barriales de personas sorteadas, formadas por treinta y un miembros cada una. Una vez constituidas estas se reunirán públicamente con aquellas personas u organizaciones que hayan introducido propuestas de gasto, o simplemente quieran ofrecer su opinión al respecto. Aquí se vuelve a elegir el mecanismo del azar, para que el sesgo de los participantes no influya en la decisión final. Este sesgo al que nos referimos podría afectar al orden de las preferencias porque un cierto colectivo es capaz de una mayor movilización en torno a un tema pero sin embargo ese interés puede no estar respaldado por la voluntad general, e incluso puede ser contradictorio a esta. Un ejemplo sería que el sector juvenil se movilizase por, por ejemplo, la construcción de una pista de patinaje, mientras la población de la tercera edad del barrio necesita aceras nuevas pero no se moviliza para solicitarlo. El azar teóricamente supera estos desequilibrios.

Una vez debatidas públicamente todas las propuestas, el órganos de ciudadanos sorteados deliberará y decidirá el orden de las preferencias. Una vez aprobado el orden de preferencias, la población del barrio correspondiente, o de la ciudad, en su caso, podrá ratificar o rechazar la lista. En caso de rechazo la potestad de decisión vuelve al pleno del ayuntamiento, quien podrá reordenar las preferencias como considere pero no podrá introducir propuestas nuevas. Mediante este mecanismo se garantiza que si bien la población y la asamblea de sorteados no alcanzan un acuerdo, el pleno no puede desvirtuar la decisión por completo, sino aplicar los conceptos introducidos por la ciudadanía aunque el orden de prioridad sea diferente.

Iniciativa Normativa Municipal

Esta es una de las herramientas que más poder ofrece a la ciudadanía para informar explícitamente sobre su voluntad, pues, en términos generales, permite a esta la posibilidad de iniciar cualquier procedimiento normativo de competencia municipal. Esta herramienta está inspirada en la iniciativa legislativa popular recocida en el artículo 87 de la constitución española, mediante la que un grupo de ciudadanos y ciudadanas puede elevar al Congreso de los Diputados y las Diputadas una propuesta legislativa que este no tiene por qué cursar.

De acuerdo con esta concepción, se propone que el procedimiento lo inicie un 1,5% del censo electoral, incluyendo en este a aquellas personas mayores de 16 años. Esta iniciativa debe contener además de la identificación de las personas promotoras el texto jurídico propuesto, así como una memoria de oportunidad y necesidad de la norma que se promueve. Una vez superado el cupo necesario para el inicio del procedimiento, se dará voz a los promotores en el pleno del ayuntamiento, pero será este quien finalmente decida si aprueba o no la propuesta.

Este proceso no muere necesariamente con una negativa del pleno, pues mediante la siguiente herramienta se puede cuestionar cualquier decisión. Como hemos dicho, esta medida sirve para informar al ayuntamiento de la voluntad de un sector de la ciudadanía, no para imponer su voluntad, pues que un sector pequeño de la sociedad pudiera hacerlo sería un atentado contra el principio fundamental de la democracia de la regla de la mayoría, y daría un poder desorbitado a los grupos de interés y movimientos.

Consulta Ciudadana Municipal

La Consulta Ciudadana Municipal es un mecanismo de participación ciudadana mediante el cual un grupo de ciudadanos o concejales puede requerir la manifestación de la opinión o la voluntad de la población de Salamanca. Se podrá ejercer este derecho para cualquier acto normativo competencia del pleno del ayuntamiento, con carácter vinculante y para cualquier declaración o acto no vinculante de cualquier miembro del pleno, con carácter consultivo. Esta es la herramienta que empodera a la ciudadanía de forma significativa y sin precedentes para el ámbito español y para el ámbito local de Salamanca.

El proceso se inicia con la suscripción de una décima parte del censo, incluyendo como viene siendo habitual a los mayores de 16 años. La iniciativa debe contener los datos personales de la ciudadanía así como la pregunta que desea responderse. Tras ello un comité independiente del pleno aprobará o elaborará las preguntas, el orden de las mismas, el método de elección y la fecha de celebración. Después de lo cual se abrirá un período de campaña e inmediatamente después se abrirá un plazo de votación. El voto se podrá emitir presencialmente o mediante procedimientos tecnológicos. El resultado de la misma tendrá carácter vinculante o consultivo en función del contenido político o jurídico de la consulta, siempre que se haya superado un 50% de la participación y cuando haya sido aprobada por el mismo quórum que tiene el pleno para la correspondiente norma jurídica, o por mayoría simple cuando la consulta tenga carácter consultivo.

4.3.3. Transparencia y libre acceso a la información

Como ejercicio de transparencia pública se enumeran otras tres propuestas, que de todas formas también afectan a otros aspectos de la democracia como la participación electrónica o la educación cívica. En primer lugar se propone que la totalidad de los plenos y demás reuniones relevantes que se lleven a cabo en el seno del Ayuntamiento deben ser filmadas en su totalidad así como abiertas a la participación de cualquier persona que así lo solicite. Más allá de ello se plantea que toda la información disponible por cualquier cargo o funcionario del ayuntamiento sea igualmente compartida con la ciudadanía mediante las herramientas tecnológicas necesarias para ello, de modo que la información sea asequible a cualquiera.

Por otro lado se propone la celebración periódica de asambleas abiertas para tratar cualquier tema que ataña al ayuntamiento así como para fiscalizar la labor del mismo. En este sentido se propone que la comparecencia del cargo convocado a hacerlo, sea obligatoria. Esta herramienta que también lo es de transparencia es, además, un mecanismo para educar a la ciudadanía, mediante la práctica, en la cultura de la participación.

4.3.4. eDemocracia

Otro de los pilares de las nuevas concepciones de la democracia surgen al albur de las nevas tecnologías de la información y la comunicación que permiten una relación horizontal de los miembros de una comunidad así como la transmisión en red de conocimientos e información. Además las nuevas tecnologías permiten el envío de datos con un nivel de seguridad suficiente para el caso que nos ocupa, es decir, para expresar opiniones, y en su caso voluntades.

En este sentido se propone la creación de una “Asamblea Virtual” en la que puedan introducirse todas las propuestas mencionadas más arriba, desde propuestas normativas, propuestas de revocación de cargos, propuestas de consulta ciudadana y propuestas de gasto. Asimismo se podrá emitir el voto para cualesquiera procesos que lo requieran.

Además de estas utilidades para expresar la opinión y la voluntad de los participantes po medio de internet, también sirve para poner en contacto a los distintos actores políticos, sociales y económicos entre sí, así como estos con la ciudadanía, de modo que se pueda debatir con estos, o se les puedan dirigir propuestas o críticas directamente mediante un sistema de mensajería y chat a modo de las redes sociales a las que ya estamos acostumbrados.

4.3.5. Gestión y control independiente de las herramientas y procesos participativos

Por último, y con la intención de que los poderes políticos no monopolicen las herramientas de participación ciudadana se propone la creación de un organismo independiente que se encargue de vigilar y gestionar el uso de todos estos procedimientos. Se enumeran las siguientes competencias como propias de este organismo: velar por la igualdad en los procesos participativos, por la transparencia y el libre acceso a la información en general, por el fomento y la pedagogía de la participación y la cultura cívica, controlar el censo y gestionar las herramientas de participación electrónica y presencial. No obstante no queda claro cómo se conseguirá la independencia política de este órgano.

5. CONCLUSIONES

Ganemos Salamanca, supone tanto en lo social como en lo político-institucional, un cambio en la forma de participación activa y de organización política en la ciudad. Es un agente de cambio que tiene como eje vertebrador una democracia formalmente participativa y asamblearia. Por primera vez, tras la transición, en la ciudad se construye un movimiento aglutinador tan plural capaz de hacer frente a los partidos tradicionales y de representar a un sector creciente de la ciudadanía. Un movimiento que es capaz de innovar en las lógicas de la participación política y que puede constituir el resurgir de una fuerza suficiente y necesaria que consiga articular una alternativa a las políticas que se vienen sucediendo en las últimas décadas. Todo esto bajo las premisas claras de participación activa, igualdad política y unos principios que marcadamente van en pro de conseguir la igualdad social y económica de todas y de todos.