Érase una vez un grupo de miles de personas desafianzo los poderes establecidos que comenzaron
luchando con un grito mudo y desobediente en la Puerta del Sol, allá por Mayo del 2011.
Y así empezó un movimiento imparable, de personas comprometidas e ilusionadas con otro
mundo diferente, indignadas por las injusticias y los abusos del poder.
Reunidas en plazas y calles de todo el país y resistiendo las embestidas que llegaban en forma de
cargas policiales o críticas desde los poderes facticos del Estado, comenzaron, sin saberlo, a
germinar la semilla de un cambio social y en la forma de hacer política, utilizando el sentido
común, la inteligencia colectiva y la participación de todas.
Se fueron empoderando y creyéndose capaces de crear otro mundo, y repitiéndose una y mil
veces que SI SE PUEDE, crearon grupos de trabajo por una vivienda digna, se vistieron de blanco
exigiendo sanidad gratuita, universal y de calidad, tiñeron de morado las calles por el derecho de
las mujeres a decidir, se amordazaron pidiendo que no se legislara reprimiendo y destruyendo
libertades y derechos, se agruparon para construir desde abajo barrios más participativos. Eran
personas normales haciendo grandes cosas.
Muchas de aquellas personas que despertaron aquel Mayo de 2011, estan ahora en procesos
municipalistas, en agrupaciones electorales, en partidos políticos ciudadanos, en la lucha por
recuperar lo que es nuestro por derecho democrático y que nos han arrebatado de una forma vil y
despiadada intentando convencernos de que no tenemos ese derecho, que no somos personas
válidas para gestionarlo, que NO SE PUEDE, pues ellos no quieren perder sus privilegios, su
poltrona, pues ellos quieren seguir saqueando lo común, gestionando para unos pocos lo que es
de todas.

 

15m

Y parece que hace un siglo de aquello, pero solo han pasado 4 años, y hoy, en Mayo de 2015, la
escena política ha cambiado y el miedo también se ha ido al otro bando. Las personas que
empezaron con un grito mudo hoy gritan a plena voz, que SE PUEDE Y SE DEBE, que se
recuperaran las instituciones municipales para y por la ciudadanía, para y por el interés general,
para y por las personas y que ahora es momento donde el pueblo debe confiar en sí mismo, debe
tener la responsabilidad democrática de recuperar lo que es suyo, debe no permitir que continúen
los abusos y de recordar que nos han secuestrado el termino Estado, el Estado es el pueblo y no
sus gobernantes y es ahora el momento de rescatar el .
Y colorín colorado, este cuento aún no ha acabado, que el camino es largo y los villanos nos
podrán muchas piedras, pero la gente empoderada que se creyó capaz de todo, seguirá
caminando a pesar del empinado camino, porque no están solas en su trayecto, porque van juntas
caminando y es cuando un pueblo se ve capaz de todo, es cuando se cambian las cosas. Por esto,
debemos ser capaces como pueblo de devolvernos la voz en las instituciones, de recuperar para
las personas la gestión municipal, de rescatar nuestros derechos cercenados y de hacer real la
palabra DEMOCRACIA. La historia nos ha dado ahora la oportunidad de ser el pueblo quien esté al
servicio del pueblo, tenemos la oportunidad histórica de votarnos a nosotros mismos en las
próximas elecciones municipales. Una oportunidad que no debemos desaprovechar.