Ganemos, más allá del municipio (I). Una agrupación municipalista en la Diputación

Ganemos Salamanca se formó para concurrir a las elecciones municipales de la capital descartando de forma deliberada concurrir en coalición con partidos, remarcando así el protagonismo de las personas del municipio frente a los mismos y centrándose en los asuntos de la ciudad, obviando las evidentes relaciones con el resto de municipios del alfoz y la provincia.

En este sentido, Izquierda Unida tuvo graves problemas internos, al romper la disciplina del partido a nivel municipal, por el apoyo del PCE y la dirección de IU-Salamanca a la decisión asamblearia de concurrir como agrupación de electores, frente a la dirección provincial y estatal, quien establecieron la directriz general de concurrir en coalición, para maximizar el apoyo electoral en las elecciones regionales y facilitar el acceso a la Diputación provincial. Y es que la asunción de dicha fórmula, vista con posterioridad, supuso la pérdida de un posible diputado provincial de IU, que habría posibilitado el desalojo del PP en la corporación provincial.

Así y con todo, el resultado electoral supuso la consecución por la agrupación de electores de un puesto en la Diputación provincial, por mor del defectuoso sistema electoral que permitiría a la capital y los municipios del área metropolitana disponer de una situación privilegiada en dicha institución, no acorde con las funciones y competencias de la Diputación, orientada a la asistencia y cooperación con los municipios de menos de 20.000 habitantes y en general al medio rural.

De este modo, se produjo la entrada en la institución, anunciando en el discurso de investidura las ideas fundamentales y líneas de trabajo que guiarían la actuación en la corporación provincial, interpretando de forma colectiva los principios de la agrupación para aplicarlos a la corporación provincial en la cual la crisis política de la democracia representativa se vislumbra de forma especial.

En las Diputaciones el sistema de elección de los representantes es indirecto, por parte de los concejales de los municipios de los partidos judiciales, y por tanto sin respaldo popular directo, existiendo un gran desconocimiento social de la institución, lo que sumado a la opacidad con la que se manejan los presupuestos y el personal resulta todo ello en una percepción por parte de la ciudadanía de una institución corrupta y caciquil.

Esta opacidad y los recursos que dispone esta institución la hacen un lugar idóneo para ejercer un enorme poder, basado en la distribución de fondos con los que se facilita el control de los municipios de la provincia. Es así que la implantación territorial del bipartidismo PP-PSOE se mantendría gracias a la existencia y funcionamiento actual de las Diputaciones, quienes controlando la corporación pueden controlar la presentación de candidaturas en los Ayuntamientos, al ofrecerles recursos y prebendas a cambio de utilizar la marca del partido.

Por ello, la posición de Ganemos Salamanca ha sido la supresión de esta Diputación, llegando a proponer incluso un plan de transición, y la sustitución por comarcas u otros entes municipales y supramunicipales más democráticos y transparentes, con representación directa y municipal.

De este modo, la actividad que Ganemos ha venido realizando se ha fundamentado en el control y fiscalización del uso del dinero público empleado en las distintas políticas, la contratación pública o las subvenciones a municipios, por destacar los ámbitos de mayor relevancia; pero en general se ha hecho frente a cualquier tipo de irregularidad advertida en las gestión de las políticas de la Diputación, en todas las áreas, generalmente en el seno de las distintas comisiones, y en un ejercicio de denuncia proactivo, pero también muy constructivo, ofreciendo siempre alternativas de gestión.

Toda esta actividad de control puede seguirse de forma pormenorizada y actualizada desde la web mediante los informes de las comisiones sobre las distintas áreas de gestión: Cultura, Turismo y Deportes, Gobierno interior, Contratación, Bienestar Social, Economía, Hacienda y Patrimonio provincial, Fomento, Agricultura y Ganadería, Medio Ambiente y los organismos autónomos REGTSA (recaudación de impuestos municipales) y CIPSA (centro informático provincial).

No obstante, los mayores éxitos se han encontrado en los litigios estratégicos iniciados contra el clientelismo provincial o en favor de la transparencia y el derecho de acceso a la información, logrando el acceso online a la contabilidad provincial.

No obstante, el éxito simbólico y más visibilizado (aunque escasamente significativo en la práctica) fue acabar con la falta de tributación de las retribuciones de los diputados/as, por acuerdo PP-PSOE de 1994 y que tuvo gran repercusión mediática en toda la región.

En cuanto a las iniciativas de propuesta política, se ha mantenido desde el inicio una estrategia simple y de carácter mensual, basada en la presentación al pleno de mociones, por lo general trabajadas anteriormente en comisión, y en relación a varios ejes: 1) propuestas de desarrollo de la provincia y apoyo a los municipios, 2) propuestas de regeneración democrática de la Diputación, 3) propuestas de iniciativa ciudadana, facilitando la participación de movimientos y organizaciones sociales.

Además, todas las propuestas anualmente se las ha ido dotando de un presupuesto económico, constituyendo así un auténtico programa de gobierno alternativo, apoyado en un análisis económico riguroso que incluso ha obtenido el apoyo del resto de grupos de la oposición, al votar PSOE y C’s a favor de las 15 enmiendas presupuestarias presentadas, por valor de 26 millones de euros, de un presupuesto global de aproximadamente 100 millones de euros.

Y es que además de una dura oposición política, se ha realizado un despliegue de propuestas desconocido en la institución, duplicando a las iniciativas presentadas por el PSOE, aún contando con un único diputado, facilitando la participación ciudadana, incluso con ciertas críticas internas, al trasladar todo tipo de iniciativas, que no siempre han coincidido con los intereses y afinidades de la agrupación a nivel local, pero que demuestran el nivel de apertura y facilitación de la participación política.

By |2018-08-10T20:18:51+00:003 agosto 2018|Asociación, Opinión|

About the Author:

Gabriel de la Mora
Concejal del Ayuntamiento de Salamanca y Portavoz en la Diputación Provincial

Leave A Comment