Ganemos Salamanca ampliará su querella relativa al ya denominado ‘Caso Aceinsa’ al considerar indicios suficientes para presumir la comisión de un delito de malversación de caudales públicos por parte del alcalde de Salamanca y presidente regional del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco; el concejal de Fomento, Carlos Manuel García Carbayo; el edil de Hacienda, Fernando Rodríguez, y el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández Martín. Así lo han confirmado públicamente esta mañana los concejales de la agrupación de electores Gabriel de la Mora y Gabriel Risco.

Ganemos ampliará la denuncia penal que interpuso el pasado octubre, contra los mismos cuatro implicados, es decir, el alcalde de Salamanca Alfonso Fernández Mañueco, sus dos tenientes de alcalde y el jefe de la Policía Local, por favorecer a la empresa Aceinsa

Ganemos Salamanca llevó el caso al Juzgado de lo Penal en octubre de 2017 por un presunto delito de prevaricación de los cuatro implicados debido al mantenimiento de la prórroga ilegal del contrato municipal de señalización horizontal vertical con la empresa Aceinsa. Esta querella fue ampliada en abril de 2018 por la formación granate al descubrir la posible prevaricación en lo que se refiere a la adjudicación del contrato de alumbrado, otorgado a Aceinsa, al forzar el gobierno municipal la adjudicación en contra de los informes técnicos municipales, lo que supuso incuso una sentencia del TSJ de Castilla y León anulando la adjudicación.

Ahora, la agrupación denuncia que gracias a la nueva licitación del contrato de señalización, se puede llegar a demostrar que la prórroga ilegal ha supuesto un perjuicio económico para el Ayuntamiento de al menos medio millón de euros, donde radica el presunto delito de malversación de caudales públicos. Ello se debe a que el anterior contrato de Aceinsa contemplaba una baja del 10 por ciento respecto a la oferta de la licitación. La baja que ofrece ahora, sin embargo, es del 27 por ciento. Dado que el Ayuntamiento ha pagado a Aceinsa un millón de euros al año durante lo que ha durado la prórroga ilegal (3 millones en total), las arcas municipales han dejado de ahorrar un 17 por ciento (510.000 euros), tal y como detalla el concejal Gabriel Risco.

Dicha cantidad es, a su vez, el beneficio obtenido la empresa Aceinsa en estos tres años en los que ha dispuesto del contrato de forma ilegal, contando con los reparos constantes del Interventor municipal, quien incluso había llegado a reparar todos los pagos realizados a la empresa.

Nuevos sospechas de contratos “amañados”

Ahora, después de tres años de prórroga ilegal, el contrato de señalización ha salido de nuevo a licitación y nuevamente parece que los pliegos y los informes realizados por los funcionarios de libre designación, afines al equipo de Gobierno del PP,  “podrían estar dirigidos siendo el objetivo dar la mayor puntuación a Aceinsa”, por lo que la formación granate sospecha de un posible “amaño” en las nuevas licitaciones (alumbrado, así como señalización y semáforos), de nuevo a favor de la empresa, e incluso posiblemente de otra de ellas, Etralux.

Para Ganemos es “sospechoso” que ambas licitaciones se vayan a tratar en próximo Pleno (27 de julio), cuando los informes están preparados desde hace tiempo y se encuentren “llenos de contradicciones” y otras cuestiones analizadas por los servicios técnicos de Ganemos en un amplio informe que ha ya trasladado al servicio jurídico. En este sentido, cobra especial significación los informes de valoración de las ofertas del jefe de la Policía Local que otorgan más puntuación a Aceinsa que a las demás licitadoras de forma injustificada según la agrupación, basándose en “unos criterios claramente genéricos y subjetivos”. En cuanto a este responsable del contrato, Ganemos considera que dicho funcionario policial carece de la formación técnica adecuada y que esta función sobrepasa las que como integrante del Cuerpo debería desempeñar, debiéndose apartar de la contratación y, en especial de la de señalización, al “estar señalado por presuntamente haber beneficiado a la empresa por la prórroga ilegal”, recuerda el concejal Gabriel de la Mora.

Antecedentes: Aceinsa en el Ayuntamiento de Salamanca

La empresa Aceinsa Movilidad se habría configurado como una de las “empresas amigas” del alcalde y del PP salmantino, algo que Ganemos ha venido denunciando en varias ocasiones. Es en 2011 cuando “entra con calzador” en el Ayuntamiento, tras una contratación presuntamente “manipulada” por los ‘populares’. Y es que el PP, con el objetivo de concederle el contrato de señalización, elaboró un pliego de condiciones que favorecería la adjudicación con base en criterios bastante subjetivos. Es así como logra su primer gran contrato, de 4 años de duración, con un presupuesto máximo de 1 millón de euros al año. El responsable de este contrato es desde el primer momento el jefe de la Policía Local a quién, la empresa cedió un coche para su uso particular.

Este contrato, con una baja del 10 por ciento, se mantiene en prórroga ilegal desde el 11 de mayo de 2015: lleva tres años y dos meses en esta situación, a pesar, incluso, de las advertencias de ilegalidad por la Intervención municipal, que pone reparos al contrato y a todos los pagos del mismo, siendo por ello llevado al juzgado por la agrupación ciudadana, en octubre de 2017.

Finalmente, el contrato de alumbrado público fue adjudicado en 2012 también a Aceinsa, siendo anulado judicialmente en diciembre de 2017 por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. La sentencia, pendiente de recurso de casación por parte del equipo de Gobierno del PP, confirma que empresa adjudicataria presentó una oferta del servicio con baja temeraria, que “no justificó” en “los valores de su oferta porque no indicó las razones de sus precios” y que, además, existen “contradicciones en las cifras”. En este caso el equipo de gobierno forzó la adjudicación a Aceinsa en contra de los informes del secretario y el interventor. En aquel momento Ganemos Salamanca no se encontraba en el Ayuntamiento, por lo que el PP siguió adelante al tener enfrente al PSOE, quien únicamente votó en contra, resignándose y no acudiendo a los tribunales, como Ganemos sí se ha atrevido a hacer, en defensa de los intereses generales de los salmantinos y salmantinas.

.