El equipo de Gobierno del PP pretende que las piscinas municipales del barrio de San José, cerradas este verano “de forma injustificada”, sean reformadas mediante un proyecto no consensuado con el resto de grupos municipales, pero tampoco con las y los vecinos de la zona. Así lo denuncia hoy Ganemos Salamanca, después de haber participado en las comisiones de Contratación, Fomento y Deportes, en las que la formación granate ha mostrado de nuevo su rechazo al hecho de que las instalaciones permanezcan cerradas esta temporada.

La agrupación de electores pide tiempo para estudiar el asunto con las y los vecinos, a la vez que critica al equipo de Gobierno del PP por querer aprobar las obras de forma precipitada y unilateral, ocultando el proyecto al resto de grupo políticos

Ganemos insiste en que la participación ciudadana es muy importante en un proyecto tan ambicioso para la ciudad, puesto que, además de las mejoras de climatización que dará lugar a una piscina cubierta para la ciudadanía en general; el proyecto incluye un uso comercial que no está previsto en el contrato. “Se trata de un proyecto orientado a la actividad económica, se nota mucho que está redactado por una empresa privada desde el punto de visto del negocio y no del servicio público”, denuncia el concejal de Ganemos Salamanca Gabriel Risco.

Lo que en principio iba a ser una instalación de ocio y climatizada para la ciudadanía, el PP lo convierte en un proyecto para satisfacer los intereses económicos de la empresa Enjoy Wellness

Instalaciones de salud y fitness

Y es que el uso que se le dará a las piscinas de San José “no va a ser esencialmente recreativo y deportivo, sino orientado a la salud y el fitness, pero desde una perspectiva de negocio, puesto que, al parecer, se incluyen también convenios con mutuas privadas en el proyecto”, agrega. Además, la empresa que se encarga del mantenimiento de las piscinas municipales, responsable también de las obras, ha elaborado un estudio sobre si existe o no demanda ciudadana de unas instalaciones de este tipo en la ciudad, algo obligatorio, según el pliego de condiciones del contrato, pero que no se ha facilitado a los grupos de la oposición.

Para conocer si Salamanca requiere unas instalaciones de estas características, Ganemos cree imprescindible “un consenso ciudadano contando, en primer lugar, con las y los salmantinos pero, sobre todo, con los barrios de más allá del Tormes, a cuyas vecinos y vecinos se había prometido una piscina climatizada más cercana, y no tan distinta como se desprende de los informes a los que hemos tenido acceso”, explica Risco.

Ganemos pide tiempo de estudio y consenso

Por su parte, el equipo de Gobierno municipal ha dispuesto debatir el asunto durante el próximo Pleno (27 de julio), al que lleva el tema por la vía de la urgencia, con el fin de aprobar el proyecto “de forma apresurada y unilateral”. Ante esta fórmula, Ganemos defiende otra, pensada para dar a las y los concejales el tiempo suficiente para estudiar la propuesta, e incluso poder consultar a las y los vecinos. En concreto, la agrupación de electores propone convocar, la semana que viene, una Comisión y un Pleno extraordinarios, sin retribución económica para las y los ediles, para debatir el tema.

“Lo que no podemos hacer es aprobar algo que no conocemos, porque ni siquiera hemos podido acceder al proyecto”, declara el concejal de Ganemos, “por eso lo que estamos pidiendo es poder decidir teniendo antes la información necesaria, y no haciendo las cosas a ciegas, como quiere que hagamos el PP, que oculta información de forma constante al resto de los grupos y que pretende que las y los concejales seamos obedientes y conformistas”.

La propuesta de estudio del proyecto que hace Ganemos no supondría un retraso en el inicio de las obras, pero sí permite a los grupos políticos “ser serios y rigurosos para saber lo que se vota”. De este modo, la agrupación ciudadana trata de “poner por delante los intereses generales y no los de la empresa privada que gestiona las piscinas, que es lo que pretenden el acalde y su equipo”.

Además, Ganemos Salamanca recuerda que lo ideal para no perjudicar al barrio de San José este verano habría sido llevar a cabo los trámites administrativos del proyecto de obra durante julio y agosto para, una vez finalizada la temporada estival, pudieran comenzar los trabajos, tal y como el grupo propuso en el último Pleno del Ayuntamiento, celebrado en junio.