La Comisión de Agricultura de la Diputación estudiará la posibilidad, a pesar de que fuera rechazada en el Pleno de ayer la propuesta de crear un servicio provincial con oficinas en todas las comarcas


Durante el Pleno celebrado ayer en la Diputación, el PP rechazó la iniciativa para la recuperación en las comarcas del servicio de extensión agraria, alegando que la Junta de Castilla y León había aprobado ya una línea de financiación específica para el asesoramiento a agricultores.

Se trataba de una moción de Ganemos Salamanca por lo que su diputado, Gabriel de la Mora, expuso que esa contestación reforzaba la propuesta, puesto que, igual que la comunidad de Navarra está financiando en parte el servicio de extensión con los fondos destinados al asesoramiento agrario al que hizo alusión el diputado del PP, también la Diputación podría financiar el servicio en todas las comarcas con estos recursos procedentes de la PAC.

La propuesta de Ganemos Salamanca ha tenido, sin embargo, una buena acogida en la Comisión de Agricultura celebrada con posterioridad al pleno. En concreto, el diputado de la formación granate ha propuesto que la Diputación utilice dichos fondos, gestionados por la Junta, para, al menos, crear una oficina de asesoramiento de las y los agricultores y ganaderos de la provincia. Su sede estaría en la finca de Castro-Enríquez, y estaría orientada a la experimentación, la capacitación y la difusión de innovaciones agrarias en la provincia. La propuesta fue bien acogida por parte del diputado delegado, y la Comisión ha decidido remitirla al área de Agricultura para su estudio.

“La oficina podría desarrollar un programa de transferencia tecnológica, en el que se enmarcaría la celebración de encuentros profesionales, visitas a explotaciones, demostraciones prácticas, cursos de formación y publicación de boletines, páginas web, redes sociales, entre otras iniciativas”, explicó el diputado Gabriel de la Mora.