Actualmente se aplica la reducción de los impuestos únicamente a la unidad de convivencia formada por dos o más personas


En nuestra ciudad se están produciendo situaciones, cada vez en mayor número, de personas que viven solas y que a causa de la grave crisis económica y social que atravesamos, sus ingresos no alcanzan siquiera a una vez el S.M.I., y sin embargo tienen que hacer frente a los impuestos municipales, sin que se tengan en cuenta, de forma adecuada, sus circunstancias personales.

En varias de las ordenanzas que regulan ingresos de este Ayuntamiento se contempla una reducción de las tarifas a abonar por diferentes servicios en función de los ingresos de las personas que los utilizan. Esta reducción es, en la mayoría de las situaciones, del 50 por ciento. Sin embargo, se está produciendo una situación de injusticia material pues estas reducciones sólo se aplican cuando al menos conviven dos personas, que tendrán derecho a la reducción del 50 por ciento, si los ingresos totales no llegan a 2 veces el Salario Mínimo Interprofesional (S.M.I.) y quedan fuera aquellas personas que se encuentran en una situación económica equivalente, pero que viven solas en su domicilio.

Por eso, consideramos que estas personas deben tener el mismo derecho a las reducciones en el pago de diferentes servicios municipales como son: Recogida de basuras; abastecimiento de agua, Transporte urbano de autobús, servicios deportivos, etc.

La propuesta que hemos registrado como modificación a las ordenanzas fiscales, consistiría, por tanto, en incluir en la regulación de estas Ordenanzas el derecho a esa reducción del 50 por ciento, para aquellas personas que estén empadronadas en la ciudad de Salamanca, vivan solas en ese domicilio y sus ingresos sean inferiores al S.M.I. (“una vez el SMI”).

El texto íntegro de la propuesta en este enlace.