El Pleno extraordinario que tendrá lugar mañana, viernes, 19, en el Ayuntamiento de Salamanca se centrará en el debate de las ordenanzas fiscales y, al este respecto, Ganemos Salamanca defenderá medidas orientadas a “mejorar la calidad de vida de las personas” y hacer que “paguen más quienes más tienen”. Así, en cuanto al IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), la formación granate sigue defendiendo una bajada del 10%, y no solo de un 5%, como plantean con su pacto el equipo de Gobierno del PP y el grupo Ciudadanos de cara a 2019.

Las ordenanzas fiscales centrarán el debate del Pleno extraordinario de mañana, en el que la agrupación de electores defenderá una bajada del IBI del 10%, así como cambios en el suministro de agua potable, actualmente más beneficioso para la empresa Aqualia que para las y los vecinos.

“Ya es momento de devolver a las vecinas y vecinos de Salamanca el esfuerzo hecho para sanear las cuentas del Ayuntamiento”, asevera el concejal de Ganemos, Gabriel Risco, quien recuerda que subir el IBI al 10% fue un recargo que el Gobierno central impuso en 2011 y que pasó a ser opcional en 2015 (el PP decidió mantenerlo en Salamanca).

IBI: una bajada propiciada por Ganemos

La bajada del IBI es, por tanto “bienvenida” para el grupo granate, que insistió en la necesidad de disminuir este impuesto a su llegada al Ayuntamiento (2015). “Si baja el IBI en Salamanca es gracias a la insistencia de Ganemos en estos años”, apunta Risco, al tiempo que insiste en que la reducción del 10% “es del todo viable desde el punto de vista legal y se puede llevar a cabo sin despilfarrar dinero público ni recortar en gasto social”.

Un tipo de IBI diferente para las grandes empresas

La reforma del IBI que propone Ganemos incluye un cambio para que las grandes empresas, que ocupan inmuebles con un uso comercial, paguen más por este impuesto. “Una familia paga el mismo tipo de IBI por su casa que una tienda de Zara, y esto nos sigue pareciendo un insulto”, remarca el edil de la agrupación de electores. Los inmuebles exentos de IBI, como los pertenecientes a la Iglesia Católica, también deberían pagar este impuesto, tal y como recoge el modelo que propone Ganemos.

Edificios con dos contadores de agua

En cuanto a la ordenanza fiscal relativa al suministro de agua potable, el grupo granate rechaza varias medidas que “solo benefician a la empresa adjudicataria” (Aqualia), al tiempo que “perjudican a muchas personas en la ciudad”, una situación ante la que el PP se muestra “permisivo”. Es el caso de los edificios con contadores diferenciados para el agua caliente y la fría (11.600 casos), que llevan consigo dos cuotas de abono, algo que afecta negativamente a las personas y familias que menos agua consumen. Para solucionarlo, Ganemos propone una sola cuota por vivienda.

Bloques con un contador a nombre de la comunidad

La fórmula de un único contador para la comunidad de vecinos es también perjudicial para las y los consumidores, pues les impide acceder a beneficios fiscales, dado que estas personas no figuran como titulares. Esto, sin embargo, es una ventaja para la empresa, que se garantiza así el pago de todas las cuotas. A este respecto, Ganemos propone que cualquier persona pueda pedir su propio contador de agua a la adjudicataria.

Principio de precaución: protección en caso de problemas económicos

Asimismo, el principio de precaución es otro de los aspectos en los que Ganemos Salamanca hará hincapié durante el Pleno. “Las y los salmantinos deben tener garantizado que no habrá ningún corte de agua sin que la empresa consulte antes con los servicios sociales del Ayuntamiento para conocer la situación de estas personas, puesto que el agua es un derecho básico, esencial, del que nadie puede ser privado”. Esta petición trata de salvaguardar este derecho pensando, especialmente, en las personas y familias con problemas económicos.