MOCIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL GANEMOS SALAMANCA PARA LA PREVENCIÓN DE LA INTOLERANCIA Y LA XENOFOBIA EN LA CIUDAD DE SALAMANCA

MOCIÓN APROBADA POR UNANIMIDAD
VÍDEO DEL DEBATE EN EL PLENO MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA – SESIÓN ORDINARIA Nº 5/2017 –
7/7/2017

https://youtu.be/vt51QwZ-j7Q?t=4h24m59s

Texto de la moción:

“La xenofobia se ha convertido en los últimos años en uno de los grandes peligros de la democracia. Los movimientos xenófobos han avanzado posiciones y sus ideas van calando poco a poco en buena parte de la ciudadanía. España se encuentra en mejor situación que el resto de países occidentales, lo que debe ser motivo de orgullo. No obstante, nuestras instituciones deben velar por adaptar sus políticas al crecimiento de los discursos del odio, combatiendo la intolerancia y la discriminación en todas sus formas, mejorando los presupuestos en esta materia y luchando de forma más activa contra los discursos del odio.

El informe RAXEN 2016 señala que en España se puede hacer un diagnóstico de las seis líneas de desarrollo del discurso discriminador que están creciendo de manera preocupante: 1) Aumenta la presencia del “discurso de odio” en Internet y redes sociales, donde se alienta al racismo, xenofobia, antisemitismo, islamofobia, antigitanismo, homofobia y otras formas de intolerancia; 2) Siguen produciéndose numerosas agresiones por individuos racistas o grupos neonazis contra inmigrantes, musulmanes, homosexuales y otros ciudadanos señalados por su diversidad; 3) Crecen socialmente los incidentes de xenofobia y de otras manifestaciones de intolerancia frente a inmigrantes, gitanos y otras personas con diversidad religiosa y social. (Estimados 4.000-6.500 hechos); 4) Hay grupos xenófobos en nuestras ciudades que ocupan edificios y usan “el hambre y los alimentos” excluyendo a inmigrantes, además de agitar contra los  musulmanes y la convivencia democrática; 5) Los fondos ultras de los campos de fútbol continúan siendo un vivero de grupos racistas y neonazis. Muchas de las agresiones violentas y enfrentamientos se producen en sus aledaños; 6) El mensaje del populismo xenófobo y de las organizaciones extremistas europeas es  difundido por la ultraderecha española a través de campañas, reuniones y mensajes por Internet y redes.

Nuestra ciudad es diversa, tolerante e históricamente ha acogido a personas de toda índole sin problemas de convivencia reseñables. No obstante, el discurso del odio no es ajeno al sentir de cada vez más personas de nuestros barrios, siendo cierta la existencia de grupúsculos que alientan y difunden mensajes xenófobos, incluso recogiendo juguetes o alimentos con fines discriminatorios y bajo una falsa apariencia de caridad, destinando la colecta sólo a población de nacionalidad de origen española.

Este tipo de comportamientos persiguen criminalizar a una parte de la población, haciendo creer que las ayudas sociales se destinan en su práctica totalidad a cubrir las necesidades de los inmigrantes; o que la situación de necesidad que viven familias españolas tiene sus causas principalmente en el flujo de migrantes. Quienes promueven estas campañas de xenofobia caritativa ocultan a los verdaderos culpables de la ruina de nuestro país, ignoran la corrupción, el saqueo de los servicios públicos, los rescates bancarios o el fraude masivo a la hacienda pública de las grandes corporaciones y fortunas, poniendo el foco en los más débiles y desprotegidos: las personas migrantes.

La realidad de las migraciones es muy distinta y ha sido puesta de relieve por numerosos estudios; además, nuestra región necesita población, y no se puede ignorar conscientemente la positiva participación de los inmigrantes en la economía y las dificultades extraordinarias que encuentran estas personas, que en muchos casos se ven privadas incluso de asistencia sanitaria. Es imprescindible rechazar se plantee la inmigración como un problema, sino como un hecho generador de diversidad cultural y progreso social, que nuestros padres vivieron en sus propias carnes, ahora nuestros hijos, y que contribuye positivamente con la economía, a luchar contra la despoblación y favoreciendo el mantenimiento de los servicios públicos.

En el desarrollo y ejecución de las políticas de sensibilización, los ayuntamientos son las instituciones más adecuadas, por su cercanía a la población.

Por ello tienen el deber de prevenir la intolerancia y la xenofobia en los vecinos, a la vez que facilitar a las personas extranjeras su desarrollo pleno en el municipio.

Por lo expuesto, el Grupo Municipal Ganemos Salamanca, al amparo de lo establecido en el artículo 88 del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento del Excmo. Ayuntamiento de Salamanca, proponen al Pleno de la Corporación la adopción de los siguientes acuerdos:

1.- Condenar toda práctica de racismo, xenofobia o cualquier otra manifestación de discriminación o incitación de odio al diferente.

2.- Comprometerse a denegar el uso y ocupación de los espacios públicos para cualquier actividad que discrimine en las ayudas sociales o materiales en el marco de la normativa vigente, informando a las autoridades competentes de cualquier acto de promoción de la discriminación o el racismo.

3.- Aumentar la dotación presupuestaria y mejorar los programas existentes que estén destinados a la prevención de la intolerancia y la xenofobia en los centros de educación infantil, primaria y secundaria del municipio, para que puedan programarse más actividades a lo largo de todo el curso escolar; además de promover acciones dirigidas a nuestras personas mayores en todos los barrios de la ciudad.

4.- Crear una línea específica de subvención finalista destinada a organizaciones sin ánimo de lucro y mediante convocatoria abierta destinada a financiar actividades de prevención de la intolerancia, el fomento de la diversidad, la lucha contra los discursos del odio y la discriminación.

5.- Presentar en la Comisión de Bienestar Social un informe anual sobre las acciones desarrolladas en este ámbito que incluya un análisis sobre la situación de la xenofobia en la ciudad”.