PROPOSICIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN DE LAS AGUAS POR AGROQUÍMICOS EN LA PROVINCIA

JUSTIFICACIÓN

El uso excesivo e irracional de agroquímicos, con la consiguiente contaminación de las aguas, es una de las graves problemáticas a la que se enfrenta la agricultura intensiva de nuestra provincia, al causar graves daños a la salud, al medio ambiente y a la propia economía del agricultor. La presencia de cantidades excesivas de nitratos en las aguas, por ejemplo, puede provocar en los lactantes efectos mortales (cianosis) por la formación de metahemoglobina, y en adultos, nitrosaminas, cancerígenas, por la reacción de nitratos con aminas y aminoácidos. Hay investigaciones que indican que un contenido de nitrato de más de 200 ppm aumenta el riesgo de cáncer de estómago, desarrollando la enfermedad a largo plazo. También disminuye la absorción de oxígeno por la sangre.

La Directiva 91/676/CEE del Consejo, de 12 de diciembre de 1991, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos utilizados en la agricultura, estableció la obligación de clasificar las zonas con riesgo de ser contaminadas, estableciendo un programa de control, acompañado de la elaboración de códigos de buenas prácticas, destinados a los productores agrarios, responsables principales de este tipo de contaminación de carácter difuso. Esta normativa, ha obligado a que la Junta de Castilla y León, en 2016, haya ampliado la catalogación de 2 a 98 los municipios vulnerables con riesgo de contaminación por nitratos en nuestra provincia.

Por otro lado, existen en la provincia determinados municipios que han sufrido episodios de contaminación por herbicidas, siendo el caso de Cantalpino el más reciente, por lo que la Diputación de Salamanca ha tenido que abastecer con cisternas a la población. Esta corporación provincial, en sus programas de apoyo a inversiones en los municipios, también ha venido subvencionando la instalación de sistemas de filtrado de nitratos y herbicidas, con unos elevados costes.

Sin embargo, la principal medida puesta en marcha y dirigida a los agricultores, ha consistido en elaborar un código de buenas prácticas por parte de la Junta de Castilla y León, resultando esta medida muy insuficiente para lograr un uso eficiente y responsable de los agroquímicos. La política más eficiente es una adecuada formación y concienciación de los agricultores en el uso de fertilizantes y plaguicidas, integrando efectivamente las buenas prácticas agrarias que reduzcan la contaminación, pero también los costes de producción, mejorando los ingresos de las explotaciones.

Hace unos años, esta problemática hubiera tenido una rápida respuesta, al contar con servicios comarcales de extensión agraria, hoy desaparecidos en las competencias que antaño tenían asignadas. La presencia continua en el territorio de ingenieros/as, compartiendo los avatares de las explotaciones agrarias, generaba la necesaria confianza y credibilidad para que los agricultores fueran modificando gradualmente las técnicas agrarias, redundando no sólo en la mejora de la economía de las explotaciones, sino también la salud de las personas.

Entre las funciones de los técnicos se encontraba llevar a cabo, in situ, la formación y concienciación, reuniendo a los agricultores de forma inmediata y ante la mínima sospecha de una contaminación efectiva del agua, promoviendo de forma efectiva el uso eficiente y responsable de agroquímicos, a través de charlas en el municipio, ensayos de campo y otras técnicas de difusión agraria, mucho mejores que la mera publicación de unos contenidos en un texto divulgativo, con escasa receptividad por parte de los agricultores.

En consecuencia, por este Grupo se propone al Pleno la adopción del siguiente ACUERDO

Primero.- Instar a la Junta de Castilla y León a poner en marcha un programa específico de formación y concienciación en el uso eficiente y responsable de agroquímicos, destinado a los agricultores de los municipios de la provincia integrados en zona vulnerable de contaminación por nitratos, según la normativa vigente.

Segundo.- Instar a la Junta de Castilla y León a estudiar la recuperación con carácter general de los servicios de extensión agraria comarcal en toda la Región.

En Salamanca, a 25 de septiembre de 2017

OBSERVACIONES

La moción fue apoyada por todos los grupos políticos, por lo que fue aprobada, retirando el segundo punto. La Diputación se comprometió además a realizar actuaciones de prevención con los agricultores de las comarcas afectadas