El concejal delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Rodríguez, “debe dimitir” por “no defender los intereses generales de la ciudadanía” con su mala gestión de la deuda de Mercasalamanca, que asciende a casi 1,4 millones de euros. Así de contundente se ha mostrado la portavoz de Ganemos Salamanca, Virginia Carrera, esta mañana, al hacer referencia al dinero que adeudan las 16 empresas salmantinas ubicadas en la ZAC (Zona de Actividades Complementarias) de Mercasalamanca, por el impago de las cuotas reglamentarias, que ha permanecido sin ser reclamada desde el equipo de Gobierno durante 10 años.

Ya existe una sentencia al respecto relativa a parte de la deuda (Juzgado de Primera Instancia, 24 de septiembre) y en la que se desestima la reclamación que Mercasalamanca había hecho a una de las empresas (casi 192.000€, más intereses), en concreto, a Ferpal, cuyo representante legal es a su vez presidente de la editora del periódico La Gaceta, Pedro Díaz Mesonero.

Se trata de una sentencia “demoledora”, pues asegura que Mercasalamanca “no tiene los instrumentos jurídicos para poder cobrar esas deudas”, tal y como explica el concejal del grupo granate, Gabriel Risco. En este sentido, detalla que “si esta reclamación judicial, que se ha puesto en 2017 gracias a las denuncias de Ganemos, se hubiera hecho 2009, por ejemplo, estos problemas podrían haberse subsanado”. Pero, según la sentencia, ahora Mercasalamanca no puede imponer tasas a las empresas que usan sus instalaciones, sino que estas debieron haber sido aprobadas, en forma de ordenanzas fiscales, por el Ayuntamiento, algo que se podría haber llevado a cabo en 2009 y que habría “aportado la legalidad necesaria para poder recuperar estas deudas”.

Que Rodríguez y Mañueco paguen con su patrimonio particular

La situación requiere, paga Ganemos, que el PP asuma responsabilidades políticas (la dimisión del concejal delegado), pero también económicas, es decir, “si no se pueden cobrar estas deudas a las empresas, desde nuestro grupo exigimos que este dinero sea pagado con el patrimonio particular del concejal delegado de Hacienda y del alcalde -Alfonso Fernández Mañueco-, como responsables de este nuevo expolio a la ciudad”, sentencia Risco.

Amigos y deudas: mezcla “peligrosa”

Esta deuda fue sacada a la luz por Ganemos a su llegada al Ayuntamiento (2015), sin que desde entonces el PP haya tratado de solventar la situación. En su momento Rodríguez aseguró que, desde el equipo de Gobierno, se trataría de llegar una “solución amigable”. Para la formación granate, “esta mezcla de deudas y de amigos nos parece un uso peligroso del lenguaje”, porque “esto no es una cuestión de amigos”, sino de “exigencia del pago” a las empresas deudoras, tal y como asegura la portavoz de Ganemos, quien insiste en denunciar la “pasividad” del equipo de Gobierno ante esta situación, pese a las advertencias constantes de la propia Carrera los consejos de administración de Mercasalamanca.