A continuación os ofrecemos un resumen de la asamblea general del pasado domingo 5 de octubre. Para una información más detallada, pueden consultarse las actas que se han colgado en la sección Acciones de este blog.

La asamblea general de Ganemos Salamanca celebrada el pasado domingo día 5 dio un paso firme para poner en marcha su método de trabajo y toma de decisiones. Los participantes manifestaron consenso y ninguna objeción a la propuesta de los miembros que se había reunido entre semana para diseñar unos grupos de trabajo que se adapten a las necesidades actuales del movimiento. Quedaron pues constituidos tres equipos cuyos nombres y funciones se resumen a continuación:

Organización: serán los encargados de convocar, dinamizar y poner todos los medios necesarios para la celebración de las asambleas y otras reuniones y eventos de Ganemos. Además, se preocuparán de buscar formas de financiación, gestionar las cuentas y se harán cargo de las cuestiones jurídicas que vayan surgiendo. A corto plazo, deberán proponer una metodología de toma de decisiones en las asambleas generales.

Comunicación: como su nombre indica, los miembros de este grupo deberán poner crear y gestionar las vías de comunicación que Ganemos Salamanca necesita, tanto para que sus miembros puedan trabajar entre ellos en red, como para difundir todos los mensajes y convocatorias a la ciudadanía. Ellos son quienes hablan por todo el movimiento y responden ante los medios: internet, radio, prensa y televisión.

Programa o propuestas de ciudad: Ciudadanas y ciudadanos dedicados a elaborar un análisis profundo y exhaustivo de la situación actual y los principales problemas de Salamanca en todos sus barrios, y buscar soluciones para convertir la ciudad en un lugar más próspero, democrático, igualitario y respetuoso con el medio ambiente.

Todos los asistentes estuvieron de acuerdo en asumir este modelo, y quedó claro que serán ya los propios grupos, cada uno por su cuenta, los que decidan con más detalle cómo van a trabajar. Pese a resolver este importante asunto organizativo, quedó pendiente otro no menos fundamental, nada menos que cómo tomará la asamblea general las decisiones. Queda por decidir si se votará, cuántos votos serán necesarios para que se dé por aprobada una propuesta, o si los miembros de la asamblea deberán censarse o no para votar, por poner algunos ejemplos de cuestiones a debate. Como se decía más arriba, el grupo de organización se encargará de elaborar una propuesta al respecto que se adoptará en la siguiente asamblea general, el día 19 de octubre en un espacio por determinar.

¿Más asuntos importantes? Nuestra tesorera nos informó de los ingresos y gastos, así como de los mecanismos de transparencia que se están aplicando para que las cuentas estén siempre 100% claras y a la vista de todos. A petición de los asistentes, al final se hizo una colecta para cubrir el déficit y un pequeño fondo para los futuros gastos. Tras decidir por aclamación popular que se celebraría la siguiente asamblea el 19 de octubre, los diferentes grupos ya se reunieron por separado para concretar su primera cita. Esta semana todos ellos están celebrando reuniones para comenzar con el trabajo. Nos despedimos con la sensación de haber dado un paso clave para comenzar a funcionar a pleno rendimiento.