Ganemos Salamanca ha “parado un nuevo despilfarro” en el Ayuntamiento gracias a su “política de denuncia” y a su “persistencia”. Se trata de un pago de 700.000€ que la empresa responsable de las obras del vial del hospital reclamaba al Consistorio como condición para iniciar sus trabajos. La inactividad total en cuanto a las obras fue denunciada por la agrupación de electores en las dos últimas comisiones de Bienes y Contratación, así como ante los medios de comunicación el pasado 11 de octubre, algo que no sólo sacó a la luz la paralización de las obras, sino también el importe solicitado el 10 de agosto por la UTE (Unión Temporal de Empresas) adjudicataria.

Las preguntas y denuncias de la formación granate han sacado a la luz que la adjudicataria reclamaba al Ayuntamiento más dinero, algo que el equipo de Gobierno del PP ha ocultado durante 3 meses, pese a su compromiso de “absoluta transparencia” en el contrato municipal más importante de 2018, adjudicado por 4,4 millones de euros

Hasta ahora, el órgano encargado de tomar todas las decisiones en relación con la obra del vial era la Junta de Gobierno Local, algo que fue otorgado por el equipo de Gobierno del PP para tratar de agilizar los trámites al evitar que los asuntos se debatieran en el Pleno, una decisión por la que Ganemos votó en contra. Sobre los modificados, entre los que se encuentra esta petición de más dinero por parte de la empresa, también correspondía a este órgano. “A lo mejor ahora nos estamos enterando de cuál era la intención oscura de este acuerdo”, declara el concejal del grupo granate Gabriel Risco.

Además, existía un acuerdo de “absoluta transparencia” en lo relativo a este contrato, es decir, cualquier incidencia detectada debió haberse comunicado a la comisión de Bienes y Contratación. Pero “el PP ha incumplido de forma grosera y clara este compromiso al ocultar, durante tres meses, todas las incidencias, los problemas e incluso la petición de 700.000€ de modificado hasta el martes pasado y, gracias a la preguntas y denuncias de Ganemos, esto ha salido a la luz”, añade Risco, quien habla de una “intención deliberada” del PP municipal y del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, de “ocultar lo que había tras este contrato”.

El asunto se tratará en el próximo Pleno (viernes, 19), en el que Ganemos Salamanca reclamará que Ayuntamiento “exija el comienzo inmediato de las obras” a la empresa responsable, para la que pedirá “todas las sanciones que marque la ley” en caso de que los trabajos sigan parados. La posible resolución de este contrato y la nueva adjudicación que conllevaría serán temas decididos por el Pleno y no por la Junta de Gobierno Local, tal y como volvía a pedir el PP, una opción que y que quedó anulada a iniciativa de Ganemos Salamanca, que contó con el apoyo de los otros dos grupos políticos de la oposición, lo que fue suficiente para rechazarla en la comisión de Bienes y Contratación. Queda así anulada la delegación a la Junta de Gobierno, una estrategia que hasta ahora ha permitido al PP “ocultar estos problemas tan importantes para la ciudad”, añade el edil de Ganemos Risco.

Una empresa implicada en la Trama Enredadera

En la UTE adjudicataria de las obras del vial del hospital está incluida Arcor, empresa propiedad del leonés José Luis Ulibarri, principal responsable de la Trama de corrupción Enredadera, por la que estuvo encarcelado. El contrato de las obras que darán acceso al nuevo hospital de Salamanca a través de un vial es el más importante para el Ayuntamiento desde el punto de vista económico (más de 4,4 millones de euros), pero también es “el más trascendente, pues de él depende la apertura definitiva del hospital, cuya construcción lleva varios años de retraso”, remarca el concejal de Ganemos Salamanca.