En la ampliación de la denuncia por prevaricación realizada por Ganemos Salamanca contra el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco; los dos tenientes de alcalde, Fernando Rodríguez y Manuel García Carbayo, y el Jefe de la Policía Local del Ayuntamiento de Salamanca, José Manuel Fernández Martín, la formación granate ha puesto en conocimiento del Juzgado el “uso particular”, por parte de éste último, de “un vehículo de alta gama, en su día entregado por Aceinsa”.

Un vehículo de uso personal

Entre las mejoras obligatorias del contrato de señalización se incluía que la empresa debía poner a disposición de los servicios municipales un vehículo, sin que constara la finalidad de tal préstamo. Lo cierto es que Aceinsa hizo entrega de un coche al Ayuntamiento, pero este nunca se destinó a tareas relativas al servicio de señalización sino que, muy al contrario, habría sido empleado por el jefe de la Policía Local para asuntos personales.

El jefe de la Policía, responsable del contrato

Es precisamente este jefe policial el responsable del contrato municipal y, por tanto, quien debería haber remitido el nuevo pliego de licitación después de que el contrato caducara. También fue el jefe policial quien elaboró el informe del que se sirvió al alcalde para levantar el reparo del Interventor y mantener así la prórroga ilegal del contrato.

Denuncias internas

Esta cuestión del uso particular de un vehículo fue puesta de manifiesto el 12 de enero de 2016, en el seno de la Comisión Especial de Investigación de la Policía Local. Durante la misma, el responsable del sindicato SPPME (Sindicato Profesional de Policías Municipales de España), Javier Gangoso, expresó de forma tajante que le constaba el uso particular por parte del jefe de un vehículo proveniente de un contrato municipal, y que estos hechos ya habían sido denunciados de forma interna.

En el seno de la Comisión Especial de Investigación del Ayuntamiento, el representante del sindicato SPPME hizo alusión al uso particular de un vehículo por parte del jefe de la Policía Local, un beneficio incluido como mejora del contrato municipal con Aceinsa.

Ante la posibilidad de que el asunto del coche de alta gama cedido por Aceinsa pudiera comenzar a conocerse por personas ajenas al Cuerpo de la Policía Local, al parecer, se habría intentado silenciar el escándalo mediante la devolución del vehículo a principios de 2016, tras la sesión de la Comisión de Investigación, cuando aún seguiría siendo un elemento que formaría parte de las prestaciones a efectuar por Aceinsa dentro del contrato ilegalmente prorrogado, de forma que se confirmaría que el vehículo se puso más disposición personal del jefe policial que al contrato de señalización.

Trato de favor hacia Aceinsa

Ante estos hechos, Ganemos Salamanca denuncia que estaríamos ante “un favor o beneficio a mayores con Aceinsa, al no constar que dicha prestación, eliminada con la devolución del vehículo, haya sido compensada de algún modo en beneficio del Ayuntamiento”, siendo por ello “un hecho más para la investigación del responsable del contrato, es decir, el jefe de la Policía Local”.

Un caso destapado por Ganemos

En la denuncia interpuesta por Ganemos Salamanca destapando el ‘caso Aceinsa’, ampliada posteriormente, se acusa al alcalde, a los dos tenientes de alcalde y al jefe de la Policía Local de un presunto delito de prevaricación administrativa por la prorroga ilegal y reiterada del contrato de ‘Señalización horizontal y vertical de vías públicas’ desde mayo de 2015. También forman parte de este escándalo los pagos a Aceinsa, con reparos por ser ilegales, lo que demuestra que el equipo de Gobierno del PP “ha dispensado trato de favor en este y otros contratos” a dicha empresa.