El grupo provincial Ganemos Salamanca, tras visitar las instalaciones del centro de acogida de menores ‘Los Molinos’, propondrá al Pleno de la Diputación que inste al Gobierno de la Junta de Castilla y León a la revisar y mejorar de los centros de acogida de menores en la provincia de Salamanca.

La agrupación municipalista Ganemos Salamanca presentará una moción al pleno de la Diputación para solicitar a la Junta de Castilla y León a que aumente los recursos destinados a la acogida de menores y, en concreto, al centro “Los Molinos” en Salamanca.

Los centros de acogida, un “cajón de sastre”

En la provincia de Salamanca existen dos centros de acogimiento residencial de titularidad de la Junta de Castilla y León que, al tratarse de recurso de primera acogida, han derivado en muchos casos en un “cajón de sastre”, dado que se hacen cargo de perfiles que deberían contar con una atención específica y especializada.

Falta de recursos en Salamanca

En este sentido, el incremento en las últimas décadas de los menores extranjeros no acompañados ha provocado la saturación de los centros lo que, unido a la falta de recursos, ha reducido sustancialmente la calidad de la atención prestada, imposibilitando en la práctica cumplir con los objetivos marcados. Esto hace que se ponga en serio riesgo la acogida, integración y el bienestar de las y los menores, incluida su integridad física, pero también del personal de los centros. Esta es sin duda la situación en el centro residencial “Los Molinos” de Salamanca, que carece de los recursos necesarios para atender con las máximas garantías a los menores acogidos.

Acogimiento residencia del menores: ¿qué es?

El acogimiento residencial es una forma de ejercer la guarda de menores con necesidad de protección pública que consiste en el alojamiento y atención en un centro cuya finalidad  es garantizar la cobertura de las necesidades de las y los menores (físicas, psíquicas, emocionales y sociales), favorecer su integración familiar y social y permitir su adecuado desarrollo. Es esta, pues, una medida de carácter subsidiario, ya que la permanencia debería ser la menor posible, de modo que cobre protagonismo el acogimiento familiar sobre el residencial.

Proposición de Ganemos Salamanca para la mejora de los centros de menores en la provincia: