DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DEL EXCMO.
AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA PARA PROPONER A
SALAMANCA COMO CAPITAL MUNDIAL DEL LIBRO

DECLARACIÓN APROBADA POR UNANIMIDAD
VÍDEO DEL DEBATE EN EL PLENO MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA – SESIÓN ORDINARIA Nº 4/2017 –
5/5/2017

Texto de la moción:

“El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial ya que ese día en 1616 fallecieron Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. La fecha también coincide con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

Fue natural que la Conferencia General de la UNESCO, celebrada en París en 1995, decidiera rendir un homenaje universal a los libros y autores en esta fecha, alentando a todos, y en particular a los jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y a valorar las irremplazables contribuciones de aquellos quienes han impulsado el progreso social y cultural de la humanidad. Respecto a este tema, la UNESCO creó el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, así como el Premio UNESCO de Literatura Infantil y Juvenil Pro de la Tolerancia.

Desde el 2001, como actividad complementaria a la Celebración del Día mundial del Libro y los Derechos de Autor, la Unesco otorga a una ciudad el titulo de Capital Mundial del Libro. La Capital Mundial del Libro UNESCO, es una distinción anual que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), a una ciudad a fin de reconocer la calidad de sus programas para incentivar el hábito de la lectura, la difusión de libros y la industria editorial. Esta designación se establece desde el 23 de abril de cada año hasta el 22 de abril del año inmediatamente siguiente.

En el proceso de nominación participan dentro del comité de selección: la Unión Internacional de Editores (UIE – IPA), la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios (IFLA) y la Federación Internacional de Libreros (IBF). Y entre otros, los criterios utilizados en esta selección versan sobre la implicación de la ciudad seleccionada en la cultura y en la difusión y promoción de la lectura como un hábito:

– Nivel del compromiso municipal, nacional e internacional, e impacto potencial del programa.

– Cantidad y calidad de actividades esporádicas o permanentes organizadas, respetando plenamente a los varios actores de la cadena de libros, por la ciudad candidata en cooperación con organizaciones profesionales, nacionales e internacionales, que representen a autores, editores, libreros y bibliotecarios.

– Cantidad y calidad de cualquier otro proyecto significativo que tenga por objeto promover y fomentar el libro y la lectura.

– Conformidad con los principios de libertad de expresión, libertad de publicar y difundir la información, enunciados en el Acto constitutivo de la UNESCO así como en los artículos 19 y 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el Acuerdo sobre la Importación de objetos de carácter educativo, científico o cultural (Acuerdo de Florencia).

Salamanca acredita a día de hoy la experiencia necesaria para asumir este tipo de proyectos tras ser Ciudad Europea de la Cultura en el año 2002 y estar preparándose para una efeméride de talla mundial como es la celebración del VIII Centenario de nuestra Universidad.

Con la designación en 2002 de Salamanca como Capital Europea de la Cultura nuestra ciudad se puso al frente del panorama cultural nacional y del continente. Recibimos a más de tres millones de visitantes, un millón de ellos a través de la participación en los programas organizados; generando un impacto para Salamanca de más de 803 millones de euros.

2018 con la celebración del VIII Centenario de la Universidad representa una nueva posibilidad de volver a convertir Salamanca en punta de lanza de la actividad cultural española, europea y mundial. Evento que podríamos considerar que ya ha dado el pistoletazo de salida con la exposición de Miquel Barceló que ocupa las calles de Salamanca.

Nuestra ciudad es un referente cultural desde hace siglos, lo demuestra la biblioteca de la Universidad con numerosos incunables y ejemplares de gran valor para el estudio de nuestra historia. La sapiencia que antaño transmitían los libros hoy se difunde a través de numerosos canales y plataformas, pero nunca debemos perder la esencia ni la costumbre de coger un libro y navegar por los mundos imaginarios a los que solo podemos acceder a través de la lectura.

Por lo expuesto, los Grupos Políticos Municipales, al amparo de lo establecido en el artículo 88 del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento del Excmo. Ayuntamiento de Salamanca, propone al Pleno de la Corporación la adopción del siguiente acuerdo:

Único.- Instar a la UNESCO a través del Observatorio de la Lectura y el Libro, perteneciente al Ministerio de Educación Cultura y Deportes, a presentar a Salamanca como candidata a obtener la distinción de Capital Mundial del Libro”.