Ganemos Salamanca, en su defensa de unos servicios públicos accesibles para todas las personas, pide que el autobús urbano sea accesible para personas ciegas y con discapacidad visual, una propuesta que la portavoz del grupo, Virginia Carrera, ha llevado a la última comisión de Policía, Tráfico y Transportes. Por ello, la concejala ha pedido que se revise el estado de todas las líneas de bus, puesto que la mayor parte de ellos no frecen la señal sonora que anuncia cada parada en forma de grabación de voz.

El grupo solicita que todos los buses anuncien las paradas mediante grabación de voz y que las marquesinas se sincronicen con los mandos utilizados por personas con discapacidad visual para facilitar no sólo los tiempos, sino también los números de las líneas

Asimismo, para hacer posible esta accesibilidad, Carrera ha solicitado que las marquesinas también sean revisadas, de modo que informen mediante voz del tiempo de espera de cada una de las líneas. En la actualidad, las personas con esta discapacidad pueden hacer uso de un mando a distancia sincronizado con los semáforos y con las paradas de autobús. Pero, con respecto a estas, solo se les facilita información sobre los minutos que restan para la llegada más cercana, pero sin determinar el número de la línea. “Esto hay que modificarlo, arreglarlo para que las personas ciegas sepan no sólo a qué hora llegará el próximo autobús, sino también de cuál o cuáles se trata”, explica la portavoz del grupo granate.

Movilidad reducida: revisión de rampas

La rampa destinada a personas con movilidad reducida es otra de las asignaturas pendientes del bus urbano salmantino para Ganemos. Por ello, en diversas comisiones, el grupo ha expuesto el inadecuado funcionamiento de este sistema, por el que la agrupación de electores recibe continuamente quejas de las y los salmantinos.

“Nuestra mayor preocupación es que los autobuses sean accesibles para todo el mundo”, remarca la portavoz de Ganemos Salamanca. En este sentido, Carrera recuerda que el Ayuntamiento se ha comprometido a crear, en el plazo de un mes, un grupo de trabajo que estudie la situación del servicio de autobús urbano para detectar carencias y aportar soluciones. Se trata de una propuesta a la que dio luz verde el último Pleno (noviembre), una iniciativa de Ganemos que fue presentada de forma conjunta con el grupo socialista y que logró el consenso de todos los grupos políticos.