El Partido Popular ha presentado esta mañana a bombo y platillo “130 medidas en 12 ámbitos de actuación”, enmarcadas en el Plan Integral de Accesibilidad para la ciudad de Salamanca. Sería una espléndida noticia si ésta no llegase más de un año después de la moción que se presentó en Julio de 2015 para mejorar la accesibilidad en la ciudad. Este anuncio llega más de un año después, también, de la moción conjunta donde todos los grupos nos adherimos a la iniciativa Meta 2017.

En este tiempo no se ha hecho absolutamente nada en el ámbito de la accesibilidad. Este grandilocuente anuncio de nuestro alcalde, tan proclive a estos actos, no es más que una cortina de humo, propia de la campaña electoral, que no persigue otra cosa que, a través de medidas puntuales y diseminadas para cubrir expediente ocultar su incapacidad y escaso interés para atajar de manera transversal e integral los problemas que encuentran las personas con movilidad reducida en la ciudad.

silla de ruedas

No está de más que la ciudadanía recuerde que en el presupuesto no se incluyó ni un céntimo para este Plan Integral. Nosotros sí lo hicimos en las enmiendas que se presentaron al mismo. Por desgracia, es común que nuestro alcalde hable de diálogo y participación de todos los grupos municipales pero no nos haya presentado a ninguno siquiera un anteproyecto. Ha preferido, de acuerdo con su efectista forma de entender el gobierno municipal, presentarlo primero a los medios de comunicación.

Este anuncio, con más de un año de retraso, es muestra de la improvisación del Partido Popular a la hora de gobernar, de su nulo interés por los problemas reales de la ciudadanía y de su fijación por «encandilarla» a través de la prensa con proyectos de apariencia grandilocuente, pero sin auténtica entidad. Confiamos en que la propuesta sea presentada a la Corporación, para que sea estudiada por todos los grupos y que el proyecto cuente con el presupuesto suficiente como para que suponga un verdadero impacto, y no una medida vacía más, con tintes electoralistas.