El pasado 7 de abril tuvo lugar una sesión sobre “Rehabilitación de Vivienda y Regeneración Urbana”, en la que expusieron las experiencias prácticas llevadas a cabo en otras ciudades, Toledo y especialmente Zaragoza .

Se trataba de hacer un debate público y ciudadano sobre esta cuestión que nos parece central para Salamanca. Ha pasado ya el tiempo del crecimiento urbano, de la construcción nueva y ha llegado el momento de mejorar nuestra ciudad, nuestros barrios. Es necesario hacer frente a los graves problemas de accesibilidad (falta de ascensor) y a la mejora de la eficiencia energética en numerosas viviendas, y es ineludible regenerar los espacios públicos de muchos de estos barrios.

Las medidas y actuaciones llevadas a cabo en Zaragoza pueden ponerse en práctica también en nuestra ciudad, en Salamanca. Propuestas que, como tuvimos ocasión de comprobar en la jornada, inciden de forma muy relevante en la creación de empleo, cuestión capital en estos momentos. En todos los barrios de Salamanca existen multitud de viviendas necesitadas de un Plan y de actuaciones de Rehabilitación y Regeneración Urbana.

La conclusión más importante de la jornada fue precisamente la necesidad de poner en marcha una iniciativa que exija la puesta en marcha de un Plan Integral de Rehabilitación y Regeneración Urbana en Salamanca. Ésta es una cuestión transversal para la ciudad y, por lo tanto, en la que todos los sectores implicados (vecinos-ciudadanía, profesionales distintos -Colegios, Asociaciones empresariales, administradores de fincas, etc) deberían participar y por supuesto los grupos municipales de nuestro Ayuntamiento.

En cualquier caso, y desde la perspectiva de aprender de las mejores experiencias, tanto la exposición, como el enriquecedor debate posterior, puso de manifiesto algunas otras cuestiones clave para su puesta en marcha y su posterior desarrollo.

Es clave para empezar llevar a cabo el “Diagnóstico de la situación”. Hay que realizar un estudio previo que permita dejar claro “qué se quiere hacer”. Para llevar a cabo estas actuaciones es imprescindible que el Ayuntamiento, como Institución común de todos, sea quien lidere y se ponga al frente de todas estas actuaciones de forma que se garantice la efectividad del Plan y al mismo tiempo se asegure la objetividad en las prioridades y actuaciones futuras.

En la propia jornada se puso de manifiesto que sin el liderazgo del Ayuntamiento estas actuaciones de Rehabilitación y Regeneración no son capaces de prosperar. De lo que estamos hablando es de llevar a cabo actuaciones integrales en nuestra ciudad, en nuestros barrios, que exigen una perspectiva pública y no de actuaciones aisladas y parciales que pueden, acaso, llevarse a acabo desde lo privado.

Hay también una serie de aspectos cruciales que es preciso planificar desde las primeras actuaciones por parte del Ayuntamiento y demás participantes, si se quiere tener éxito en la gestión y desarrollo de Planes de Rehabilitación y Regeneración Urbana. Es necesario: que el diagnóstico seaparticipado y consensuado; disponer de información sobre las viviendas y sus usos, y sobre el barrio y los espacios públicos; mantener una comunicación clara con los vecinos y las asociaciones representativas; realizar un acompañamiento social y administrativo para que nunca las personas implicadas se sientan solas; propuestas técnicas y económicas claras , y garantizar la viabilidad económica y financiera.

La rehabilitación de viviendas y la regeneración urbana no pude dejarse solamente en manos de la iniciativa privada encaminada solamente a la captación de fondos públicos para que los particulares puedan hacer algunas obras de mejora en las domicilios y bloques de viviendas.

La rehabilitación y regeneración ha de tratar de dar una respuesta integral para mejorar las condiciones de vida de las personas, una respuesta global con intervención de todos los sectores ciudadanos, sociales y económicos, pero liderado desde el Ayuntamiento. Todos los grupos municipales deberían participar en esta iniciativa que supondría para nuestra ciudad una mejora de la calidad de vida, de nuestros barrios y la creación sustancial de empleo en Salamanca.

Rehabilitar es mejorar la calidad de vida, mejorar la ciudad y los barrios. Rehabilitar es invertir en futuro.