MOCIÓN CONJUNTA DE TODOS LOS GRUPOS MUNICIPALES PARA LA PUESTA EN MARCHA DE UN PROTOCOLO DE ACOMPAÑAMIENTO PARA PERSONAS CON DIFICULTADES

MOCIÓN APROBADA POR UNANIMIDAD
VÍDEO DEL DEBATE EN EL PLENO MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA – SESIÓN ORDINARIA Nº 9/2017 –
7/9/2017

Texto de la moción:

Las personas vulnerables o con dificultades de inclusión social disponen en nuestro municipio de acceso a diversos recursos y prestaciones sociales, concedidas por distintas administraciones públicas y organizaciones del tercer sector. Sin embargo, y en numerosas ocasiones, las gestiones necesarias para acceder a dichos recursos representan una nueva dificultad en caso de personas con ciertas dificultades, y que podría resolverse en cierta medida creando servicios de acompañamiento puntual, profesional y personalizado.

El área de bienestar social de la Diputación de Salamanca, por ejemplo, ha dispuesto de un servicio de este carácter, originalmente orientado a personas drogodependientes de la provincia y después de haber contrastado esta necesidad por los profesionales de los servicios sociales básicos. El objetivo del programa desarrollado por la corporación provincial es acompañar a las personas que lo precisen a consultas médicas, gestiones en organismos públicos, juzgados, etc. por razón de la ausencia o fragilidad de apoyos familiares y/o sociales, dificultades para reconocer y aplicar normas sociales o inseguridad y dificultades para desenvolverse en un entorno desconocido. Este recurso que presta la Diputación está orientado al acompañamiento para la realización de gestiones en la capital y para personas de la provincia, con el fin de cubrir un espacio de actuación no cubierto desde los servicios sociales de los municipios.

El Ayuntamiento de Salamanca, por su parte, dispone de los Equipos de Promoción de la Autonomía Personal (E.P.A.P.), formados por profesionales multidisciplinares que prestan una atención especializada e integral. Se trata de un servicio mucho más ambicioso, cuyos objetivos generales son mejorar la  calidad de vida de las personas con discapacidad y/o dependencia que presentan dificultades o carencias importantes en la atención de sus necesidades o su integración social; promover la permanencia en el domicilio a través de una atención integral en el entorno habitual o en su defecto, retrasar el mayor tiempo
posible la institucionalización; aproximar y reforzar la intervención social en el ámbito domiciliario y comunitario con personas en situación de dependencia y/o
discapacidad y sus cuidadores; y potenciar la máxima autonomía en su entorno personal previniendo el deterioro.

Entre las diversas actuaciones de los EPAP se encuentra, como es lógico, el acompañamiento para uso de recursos por parte de los técnicos. Este programa se ha consolidado como un equipo de apoyo esencial para los equipos de CEAS en los casos que se encuentra reconocida una discapacidad, o el padecimiento de una
enfermedad mental, favoreciendo lograr la autonomía personal, mediante la intervención en los domicilios donde se mejoran las habilidades sociales.

Sin embargo, en la actualidad existen muchos otros perfiles de personas que puntualmente requerirían de un acompañamiento profesional, sin requerir un
programa integral de promoción de la autonomía; e incluso, muchas otras personas que requiriéndolo, no cumplirían, a priori, los requisitos establecidos para ser beneficiarios de este apoyo integral, como para ser derivados de forma inmediata desde los CEAS; no siendo excepcional encontrarse con estas situaciones, reconocido por los propios profesionales de los servicios sociales básicos y organizaciones sociales.

En todo caso, es necesario recordar que casi cualquier servicio o prestación social requiere de una farragosa gestión administrativa y un recorrido por varias
administraciones, con varias semanas o meses de espera de resolución por lo general, durante los cuales algunas personas con ciertas dificultades pueden quedar desamparadas.

En este sentido, en la Comisión de Bienestar Social se ha manifestado en varias ocasiones la incapacidad que tienen algunas personas para registrar los papeles necesarios para percibir las prestaciones que les corresponden, al no disponer los CEAS de sistema de registro, comprometiéndose el equipo de gobierno a dar una solución rápida a esta problemática.

El acceso a los recursos sociales es un derecho básico que toda persona ha de tener al objeto de que se den condiciones de igualdad. En este sentido, hay personas que por su especial vulnerabilidad pueden ver recortado este derecho.

Por ello, desde el Área de Bienestar Social se plantea la realización de un protocolo de actuación en esta materia para que dicho derecho sea efectivo, que se destinara a aquellas personas que pueden ser posibles beneficiarias de un recurso social y que por su especial vulnerabilidad y aislamiento social no puedan  ejercer este derecho.

Las personas usuarias accederían al servicio a través del personal del Area de Bienestar Social, quienes definirían la tarea concreta a realizar, lugar de recogida y datos básicos del usuario al que se fuera a acompañar de forma puntual y concreta, pero de forma coordinada y profesional, requiriendo también unos mínimos requisitos y condiciones; pero que no supusieran un nuevo filtro restrictivo a un recurso que por su propia naturaleza debería ser de acceso flexible.

Por lo expuesto, los Grupos Políticos Municipales, al amparo de lo establecido en el artículo 88 del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento del Excmo. Ayuntamiento de Salamanca, proponen al Pleno de la Corporación la adopción de los siguientes acuerdos:

1.- Establecer un protocolo de intervención puntual, profesional y personalizado, que incluya el acompañamiento a personas con dificultades y merma de autonomía a valorar por los profesionales de los servicios sociales básicos, que dé respuesta a personas vulnerables que carezcan de los apoyos familiares y/o sociales para garantizar su acceso a los servicios sociales.

2.- Agilizar la puesta en marcha en los CEAS de un mecanismo de recogida de documentación para ser dirigida al registro municipal, facilitando esta labor a
aquellas personas que tengan dificultades para realizar estas gestiones, de manera puntual y concreta.