Comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior.

La sesión comienza con un minuto de silencio por las últimas personas fallecidas por casos de violencia de género, y también por los incendios registrados en los últimos días en Galicia.

Por acuerdo de los portavoces, hay un debate conjunto de los puntos.

Inicio de la sesión

El concejal delegado de Hacienda, Fernando Rodríguez hace la presentación de las líneas generales de las modificaciones de las ordenanzas, e insiste en que los precios públicos y las tarifas municipales para 2018 experimentarán una “congelación general”, salvo, añade “la obligada adaptación al IPC”. En esta intervención hace referencia a la propuesta de Ganemos Salamanca de reducir al 50 por ciento este tipo de impuestos en los casos de personas que vivan solas y perciban unos ingresos inferiores o iguales al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Explica, demás, que el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) experimentará una bajada del 5%.

A continuación es el turno de Ganemos Salamanca y, durante su intervención, Gabriel Risco aclara lo que realmente va a suceder con las ordenanzas fiscales. “Estamos hablando de lo que las personas de Salamanca vamos a tener que pagar a nuestro ayuntamiento para mantener unos servicios públicos de calidad”.

Y, en este sentido, asegura que el pacto entre PP y Ciudadanos responde a un objetivo que nada tiene que ver con la mejora de las condiciones de vida de las personas de Salamanca. El acuerdo, en realidad, trata de “salvar al alcalde Mañueco o rescatar al Partido Popular”. Firmando este pacto, “Ciudadanos se ha vendido por un plato de lentejas” al PP con el fin de conseguir su propio beneficio político, no el de la ciudadanía.

A pesar de ello, el pacto tiene aspectos positivos para Ganemos, en concreto, la iniciativa propuesta por la formación granate para aplicar una rebaja del 50% a determinadas tarifas y ordenanzas en el caso familias unipersonales con bajos ingresos. Si esta propuesta ha sido aceptada, otras de Ganemos lo irán siendo a lo largo del tiempo, asegura Risco. En cuanto al resto del pacto, “no tiene aspectos positivos para las personas”.

Respecto al IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), el edil de Ganemos recuerda que en el Ayuntamiento de Salamanca, gobernado durante los últimos 22 años por el PP, ha realizado un incremento en los tipos de más del 30% y que, en Castilla y León, nuestra ciudad es la que tiene el IBI más alto (sólo por debajo de León).

Pero la bajada del 5% planteada para 2019 tiene un aspecto positivo, y es que por fin el el PP reconoce que es necesario bajar el IBI, algo que Ganemos venía pidiendo desde 2015. Es necesario devolver a la ciudadanía el “esfuerzo extra que se le pidió para sanear las cuentas municipales”. Dichas cuentas estaban “atrapadas en la deuda” generada por el mismo PP. Esta medida, que fue planteada como temporal por el Gobierno central, se convirtió en “permanente” para la ciudadanía de Salamanca.

Esta situación, para Ganemos Salamanca, está injustificada, y el cambio en el IBI debe ser “global” (hay ya una moción aprobada por el Pleno). Esto es posible y, además, sin perjudicar las cuentas municipales.

Existe, además, un informe del OAGER (Organismo Autónomo de Gestión Económica y Recaudación) que acredita la viabilidad de medidas que apliquen un tipo de IBI basado en la justicia fiscal (“que pague más quien más tiene”). Ganemos propone, además, aplicar otra bajada más del IBI, también del 5%, para 2018. Pero los intereses del PP y Ciudadanos son sólo “electoralistas”.

Los datos de recaudación del impuesto de plusvalía no son negativos ni imposibilitarían la bajada del 10% del IBI que plantea Ganemos. En su intervención, Risco se plantea si Ciudadanos tiene “información privilegiada” al respecto y habla sobre la imposibilidad de obtener datos sobre este impuesto con la que hasta ahora se ha encontrado Ganemos. El edil pide, además, que cese el “despilfarro” en el Ayuntamiento para que “por fin la ciudadanía pueda pagar algo menos” por ese “IBI injusto”.

Ganemos defiende aplicar un tipo de IBI superior para inmuebles con usos diferentes al residencial, ya que considera injusto que grandes empresas como El Corte Inglés, el Banco Popular de la Plaza de los Bandos o los hoteles de lujo de la ciudad paguen el mismo tipo de IBI que se aplica a las viviendas de las personas de Salamanca: “manga ancha con los poderosos y rigidez con los humildes”.

En cuanto al resto de aspectos del pacto, “es mentira que congelen las tarifas de las ordenanzas”, y Risco enumera los precios que subirán: el agua, la depuración, la ORA, la grúa, los albergues, los puestos de los mercados… Supuestamente, porque es necesario acomodar estos precios al IPC, según indican PP y Cs. Sin embargo, en 2016 y 2016 el IPC fue negativo y, entonces, no se hicieron propuestas para reducir las tarifas. “Le deben ustedes a la ciudadanía lo que le han cobrado de más”, aclara el concejal de Ganemos, que vuelve a pedir “mayor equidad fiscal”.

El grupo Popular trata de confundir sobre lo que realmente paga la ciudadanía de Salamanca en lo que a IBI se refiere. Nuestro concejal, Gabriel Risco, vuelve a aclarar que empresas como El Corte Inglés pagan “el mismo tipo” que las personas individuales. Risco diferencia entre tipo y valor catastral para terminar de explicar el asunto.

Desde el PP aseguran que el pacto en materia de ordenanzas fiscales es positivo y aseguran no comprender por qué Ganemos lo critica. La formación granate recuerda que siempre ha apoyado los acuerdos “beneficiosos” para la ciudadanía, como los llevados a cabo en materia de contratación, que ha beneficiado al Ayuntamiento en lo que a sus recursos se refiere. Ganemos nunca estará en los “cambalaches y acuerdos” firmados entre PP y Cs.

Asimismo, Risco se centra en el acuerdo sobre ordenanzas fiscales y, en concreto, en la bajada insuficiente del IBI que contempla. Se trata sólo de un medida propagandística, pues el informa de la OAGER demuestra que si actualmente se aplica un tipo de IBI superior a los inmuebles no residenciales, la bajada para las familias sería viable.

Ganemos está seguro de que si el PP y Cs no bajan los impuestos es para “despilfarrar” y, en este sentido, el concejal del grupo granate pone ejemplos concretos: empresa Eulen (7 millones de euros), parque de Garrido (60.000 euros), multiusos (1.400.000 euros), empresa de La Aldehuela (600.000 euros) -más coste financiero de 350.000 euros-, aparcamientos en esta misma zona (más de 1 millón de euros), Plaza de los Bandos (400.000 euros).

El Ayuntamiento anunció en 2015 que no subiría los impuestos, pero en julio de ese mismo año el PP aumentó el IBI un 10%, tal y como apunta Risco. Además el concejal de Ganemos recuerda que la bajada de tasas para personas que viven solas fue una iniciativa de la asociación de electores. Reforma del IBI y justicia fiscal, principales reivindicaciones de Ganemos en materia de ordenanzas fiscales municipales.

VOTACIONES

Durante este pleno se llevó a cabo la votación de 21 modificaciones de las Ordenanzas Fiscales del Ayuntamiento de Salamanca, dentro de la Comisión de Economía de Hacienda y Régimen Interior. Ganemos Salamanca votó a favor por una única modificación, en concreto, la relativa al precio del servicio público del transporte urbano colectivo (autobús urbano). Esta variación en la ordenanza se enmarca dentro de las rebajas de impuestos municipales para personas con bajos ingresos que viven solas.

Gabriel Risco se centra, durante su última intervención, en la “incompetencia del Equipo de Gobierno” para gestionar el presupuesto de inversiones de 2016. El concejal de Ganemos recuerda cómo se gestionó el “superávit” detectado en las cuentas municipales en aquel momento. Parte de este se empleó en inversiones que posteriormente fueron modificadas. Aquellas gestiones se caracterizaron por la ausencia de transparencia: “nos faltaba información”, apunta Risco.

El Equipo de Gobierno “oculta” datos sobre las inversiones, de modo que la oposición y la ciudadanía no pueden conocer con exactitud a qué proyectos se destinan los fondos municipales en cada momento. Así lo asegura el edil de Ganemos, quien también critica la “falta de planificación” a la hora de crear proyectos.

Risco también pide explicaciones sobre el Plan de Vivienda y el de Regeneración Urbana que, pese a haber sido anunciados, siguen sin aprobación por parte del Ayuntamiento. Mientras los barrios siguen esperando soluciones, el Equipo de Gobierno “beneficia” a grandes empresas como Aqualia, en lugar de centrarse en la ciudadanía, tal y como explica el edil de Ganemos.