Ganemos Salamanca ha denunciado esta mañana irregularidades detectadas en la forma de gestionar la plantilla de trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento por parte del equipo de Gobierno del PP. En este sentido, la agrupación de electores habla de falta de transparencia en las convocatorias, trato desigual y contrataciones “a dedo”. Para Ganemos ya es momento de que el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, y su equipo dejen de tratar a las personas trabajadoras municipales “como si fueran sus propios empleados y empleadas, como si estuvieran al servicio del PP” o “como si fueran una familia”, puesto que se trata de personal “al servicio de la ciudadanía, no del alcalde”, tal y como asevera el concejal Gabriel Risco.

469 plazas sin cubrir

En la actualidad existen 1.352 puestos de trabajo en el Consistorio, pero un 34 por ciento está sin cubrir, es decir, hay 469 plazas vacantes, según confirma la concejala de Ganemos Virginia Carrera quien insiste, además, en que no existen posibilidades de movilidad interna para cambiar de puesto y que las externalizaciones son constantes. Habitualmente se cuenta con empresas externas para realizar asistencia técnica y proyectos de obras, tareas que podrían asumirse desde el Ayuntamiento, por personal especializado, sin necesidad de que el PP “siga eligiendo a dedo las mismas empresas”.

Este tipo de contratos están suponiendo durante 2018 un gasto de casi 430.000 euros, dinero suficiente para contratar a dos personas con formación técnica y en ingeniería durante 4 años, y lograr así que sea el Ayuntamiento el que asuma el control de estas tareas.

Ganemos Salamanca denuncia irregularidades en la política laboral del Ayuntamiento, donde advierten de falta de transparencia y contrataciones “a dedo” realizadas incluso sin convocatoria pública

Auxiliares sin convocatoria pública

Ganemos ha puesto hoy ejemplos concretos de las irregularidades detectadas con respecto a la gestión de la plantilla municipal. Es el caso de las 11 personas contratadas recientemente en régimen de interinidad como auxiliares administrativos. Se trata de un proceso “elegidas directamente por el PP y sin convocatoria pública”, sino seleccionadas de un grupo de 50 trabajadores y trabajadoras procedentes de un convenio previo con la Junta de Castilla y León. Esto supone para Ganemos una caso claro de “discriminación para todas aquellas personas que no han podido optar a ocupar uno de estos puestos”.

Conserjes sin criterios de selección

Otro de los puntos oscuros tiene que ver con las plazas para conserje para colegios de Primaria que se ofertan por el Consistorio. La convocatoria, destinada a las y los empleados municipales, se puede consultar en el sitio web del Ayuntamiento, pero es imposible conocer los criterios de selección, lo que da lugar a “una convocatoria oscura”. Por este motivo, Ganemos ha solicitado documentación al respecto para estudiar lo sucedido hasta ahora.

Otro modelo es posible

Frente a esta forma “caótica y centrada en el amiguismo” de administrar la plantilla municipal, Ganemos Salamanca defiende un modelo que “defienda los derechos de las y los trabajadores del Ayuntamiento y que dé prioridad al trato igualitario de la ciudadanía”. La agrupación también considera imprescindibles los concursos de méritos y capacidades (nunca llevados a cabo en el Consistorio salmantino), así como que el funcionariado pueda mantener su propia independencia como profesionales.