Ganemos Salamanca quiere manifestar su más honda repulsa por la aprobación de la Ley Mordaza y las declaraciones del Teniente Alcalde de la ciudad, que criminaliza los derechos fundamentales de libre expresión en la vía pública, mientras por otro lado se permiten y fomentan aberraciones cívicas como la Noche Vieja Salmantina.

Una vez más salmantinas y salmantinos deben soportar la doble moral con que nuestros gobernantes manipulan las leyes para salvaguardar su poder en beneficio de un estrecho grupo de empresarios. Durante años, el Ayuntamiento de Salamanca instruye en el uso represivo de las ordenanzas municipales que restringen las libertades públicas y se oponen frontalmente a derechos fundamentales recogidos en nuestra Constitución, alegando razones de urbanidad, cuando su propósito real es el de amordazar cualquier expresión pública de oposición. Pese a que existen numerosos pronunciamiento de los tribunales en este sentido, servidores públicos como el teniente alcalde Agustín Sánchez de Vega, en unas recientes declaraciones en la televisión, no ha tenido empacho en engañar a la ciudadanía, anunciando que se necesitaba pedir permiso al Ayuntamiento y la Subdelegación para ejercer la libertad de expresión y manifestación en las calles de Salamanca.

Por desgracia, a partir de ayer nuestro ayuntamiento lo tendrá para más fácil para reprimir y condenar a vecinos y colectivos que salgan a la calle, gracias a la Ley Mordaza, aprobada ayer, claramente diseñada por el PP para incrementar  el control social de la protesta a través de la burorrepresión.  Así, mientras tratan de convencernos de que una manifestación pacífica o una mesa de difusión suponen amenazas contra la seguridad, fomentan concentraciones como la de la Nochevieja “universitaria”, que una vez más convirtió ayer todo nuestro casco monumental en un botellódromo masivo, en aras de los beneficios de unos pocos hosteleros. Toda la urbanidad que Alfonso Fernández Mañueco dice procesar quedó temporalmente suspendida para que sus amigos hicieran caja.

En Ganemos Salamanca seguiremos luchando, tanto en la calle como en los tribunales, por los derechos recogidos en nuestra Constitución e informando convenientemente a la ciudadanía sobre los atropellos cometidos contra ella por nuestros gobernantes; así anunciamos una campaña masiva de ocupación de la vía pública de forma pacífica y  respetuosa pero sin pedir los permisos que las autoridades gubernativas solicitan de forma ilegal.