El pasado jueves 15 de marzo varias personas se encontraban difundiendo información sobre una manifestación contra la ‘ley mordaza’, con cartelería reivindicativa y repartiendo octavillas en mano quienes circulaban por dichas vías. En ese momento, tres policías locales les ordenaron que no continuaran el reparto, amenazando con sanciones, explicando que “estaba prohibido repartir octavillas” e informando de que, si continuara la acción de reparto, la multa sería cuantiosa. Ante ello, las y los activistas cesaron en el reparto.

Ante una queja interpuesta el 6 de febrero, el Procurador del Común ha solicitado en varias ocasiones información al Ayuntamiento, que sigue haciendo caso omiso. Ganemos denuncia la “hipocresía y falta de respeto del alcalde hacia la institución”.

Estos hechos fueron denunciados públicamente y casualmente el mismo día que un hecho similar había sucedido en Valladolid, donde FACUA sufrió idéntica conducta por parte de la Policía Local. El alcalde tuvo que salir de inmediato a pedir disculpas públicas, indicando que se trataba de un error policial. Sin embargo, en Salamanca no sucedió lo mismo. Preguntados los responsables en esta materia, el Jefe de la Policía y el concejal responsable no sólo no se retractaron, si no que indicaron que seguirían solicitando permiso y autorización para repartir octavillas, salvo que dicho reparto hubiera sido previamente notificado a la Subdelegación, una cuestión del todo innecesaria y que, además, en dicho caso sí se había producido.

Ante estos hechos, tan de extrema gravedad por la reiteración y obstinación en mantener la vulneración de derechos fundamentales, Ganemos Salamanca al instó pronunciamiento al Procurador del Común, “quien nos ha notificado la desobediencia por parte del Ayuntamiento a los requerimientos realizados por dicha institución, de legal y obligado cumplimiento”. Ante esta situación, Ganemos asevera que “una vez más se demuestra la falta de respeto por la legalidad, la democracia y sus instituciones por parte del gobierno del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, y los partidos que lo sustentan, PP y Ciudadanos”. Además, la formación granate “anima” a ambos grupos a que, “en vez de hacerse fotos con el Procurador, cumplan sus obligaciones democráticas con la institución”.