MOCIÓN CONJUNTA DE TODOS LOS GRUPOS POLÍTICOS MUNICIPALES PARA INSTAR A LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN A PAGAR EL COSTE DE LAS VACUNAS NEUMOCÓCICAS A LAS FAMILIAS DE LOS NACIDOS ANTES DEL 1 DE ENERO DE 2015 Y QUE QUEDARON EXCLUIDOS DE LAS AYUDAS

MOCIÓN APROBADA POR UNANIMIDAD
VÍDEO DEL DEBATE EN EL PLENO MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA – SESIÓN ORDINARIA Nº 15/2015 –
4/12/2015

Texto de la moción:

“En noviembre del año 2014, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, acordó incorporar la vacuna contra el neumococo al calendario común obligatorio de vacunación infantil, atendiendo a las peticiones del personal sanitario especializado con el fin de prevenir las enfermedades invasoras por Streptococcus pneumoniae o neumococo (neumonía, meningitis, bacteriemia y otros cuadros graves menos frecuentes) y otitis media aguda.

En Castilla y León la prevención de la infección por neumococo se realiza con dos vacunas, la vacuna de polisacáridos capsulares (23-valente, VNP23) indicada en personas mayores de 60 años y en personas con factores de riesgo de complicaciones de 2 a 59 años no vacunados anteriormente y la vacuna conjugada 13-valente (VNC13) que está incluida en el Programa de Vacunaciones de Castilla y León desde julio de 2010, fecha en la que sustituyó a la vacuna heptavalente, para la inmunización frente a enfermedad invasora, de niños de 6 semanas a 5 años con factores de riesgo y en adultos en los que esté clínicamente indicada..

Por sus características esta vacuna es la apropiada para su inclusión en los calendarios de vacunación sistemáticos a los 2, 4 y 12 meses de edad y la seleccionada por todas las comunidades autónomas para su inclusión antes del 31 de diciembre de 2016. De acuerdo a diversos criterios, la Junta de Castilla y León decidió que esta vacunación sería ofertada de forma gratuita a los nacidos a partir del 1 de enero de 2015. Al incorporar la vacuna frente a neumococo como prestación de Salud Pública gratuita en el calendario obligatorio común de vacunaciones únicamente para los niños nacidos a partir del 1 de Enero de 2015, se ha producido un vacio en el grupo de niños que habían comenzado la pauta de vacunación en 2014.

El Procurador del Común, el pasado mes de septiembre, emitió una Resolución bajo la denominación “Calendario de Vacunaciones. Agravios comparativos”, en la que esencialmente manifiesta que, al elegir la Junta de Castilla y León arbitrariamente una fecha para establecer el Calendario de Vacunaciones, un grupo de niños y niñas de Castilla y León, ha quedado fuera del grupo de los beneficiados de la vacuna. Esta decisión del Gobierno autonómico genera un agravio comparativo que puede y debe corregirse. Así, en su Resolución, el mismo Procurador del Común pide a la Junta:

– Que, por parte del órgano competente, se proceda a modificar el calendario de vacunación infantil para que los menores nacidos antes del 1 de enero de 2015, pero dentro de los doce meses anteriores, puedan recibir la vacuna antineumocócica en igualdad de condiciones que los nacidos con posterioridad, siempre que se cumplan los requisitos de salud pública y las recomendaciones
clínicas.

– Que se arbitren los sistemas oportunos para resarcir económicamente a aquellas familias que han adelantado el precio de alguna de las dosis de la citada vacuna a estos menores.

Es decir, las familias de muchos niños nacidos en los doce meses anteriores a la modificación del calendario de vacunación tienen pendiente la recepción de las dosis restantes de la vacuna antineumocócica, habiendo sufragado de sus bolsillos las primeras dosis de las vacunas suministradas, atendiendo a las recomendaciones de sus pediatras. En la actualidad, y tras el acuerdo entre el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas, esta vacuna se encuentra recogida en el calendario oficial de vacunación, y su coste, como se ha dicho, es cubierto por el sistema de Salud Pública para los niños nacidos a partir del 1 de enero de 2015.

Parece razonable y equitativo, por tanto, que las familias con niños nacidos con anterioridad al 1 de enero de 2015, puedan acceder a las dosis restantes con cargo a fondos públicos, es decir, en igualdad de condiciones con los nacidos a partir del 1 de enero de 2015. Una solución distinta que pueda generar un agravio comparativo, resulta incomprensible desde el punto de vista de las prestaciones en nuestro Sistema Público de Salud.

Además, al situar el momento de entrar en vigor las ayudas en el 1 de enero de 2015, y dado que las dosis de esta vacuna se dispensan a los dos, cuatro y doce meses, esto trae como consecuencia que una gran cantidad de familias ya han sufragado de su bolsillo algunas de estas dosis y el sistema público de salud no tiene previsto sufragarles el resto de las dosis hasta finalizar la pauta de vacunación.

Por ello, y en base a lo previsto en el artículo 9 de la Constitución Española que impone como obligación de los poderes públicos promover las condiciones para que la igualdad de los ciudadanos sea real y efectiva; deben buscarse las fórmulas para que los padres que hayan iniciado la vacuna bajo prescripción médica, puedan ser reintegradas en sus bolsillos las cantidades adelantadas.

En la provincia de Salamanca, en el año 2014 se produjeron 2.335 nacimientos, 71 más que el año anterior, siendo una parte muy importante con madres residentes en la ciudad de Salamanca. La vacuna antineumocócica, que requiere de tres o cuatro dosis, alcanza un precio medio de cada dosis de 76’34€, elevando el precio total de la vacuna a 305€.

La situación de agravio comparativo para las familias que adelantaron el pago de las vacunas para cumplir el calendario sanitario, puede cuantificarse en un máximo de 150.000 €, cantidad insignificante en el total de los presupuestos de la Junta de Castilla y León, e inconmensurable en lo que significa de compromiso con la Sanidad Pública y, por tanto, con la calidad de vida de las familias, especialmente de la población infantil. Además, la devolución de los importes pagados a las familias salmantinas, supondría un apoyo necesario las familias más desfavorecidas desde el punto de vista económico, a las que pagar estas vacunas, ha supuesto y significa un enorme sacrificio económico.

Por lo expuesto, los Grupos Políticos Municipales, al amparo de lo establecido en el artículo 88 del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento del Excmo. Ayuntamiento de Salamanca, proponen al Pleno de la Corporación la adopción del siguiente acuerdo:

Instar a la Junta de Castilla y León a arbitrar los sistemas oportunos para resarcir económicamente a aquellas familias con niños que no han completado la pauta vacunal y que han adelantado el precio de alguna de las dosis de la citada vacuna a los menores nacidos antes del 1 de enero de 2015 y que quedaron fuera de la cobertura económica del sistema de sanidad pública”.